AleksandarNakic/Getty Images

Cólicos durante el embarazo: posibles causas y cómo aliviarlos

facebook

twitter

whatsapp

Email

Te explicamos qué tan normal es tener este tipo de espasmos durante las primeras etapas de la gestación.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Al inicio de un embarazo es común que el cuerpo experimente por diversos cambios con los que la mujer se sienta insegura o con dudas dentro de su gestación. Una condición recurrente durante el primer trimestre el embarazo es la de experimentar cólicos o calambres en el vientre.

¿Es normal tener cólicos en lo primeros meses de embarazo? La respuesta es, relativamente, sí. No hay necesidad de asustarte si de pronto experimentas espasmos o calambres en la zona del abdomen, ya que son parte normal dentro de la serie de cambios que vive el cuerpo femenino, el cual se encuentra a la espera de la formación de nueva vida dentro de su vientre.

Las futuras mamás que tienen cólicos durante los primeros meses de embarazo, suelen también experimentar sangrado ligero, el cual está relacionado al proceso en el que el embrión se implanta en la pared del útero; también conocidos como sangrados de implantación.

Nada de esto es para alarmarse, sin embargo, siempre es importante mantener una comunicación constante con un doctor, pues será él quien decida qué síntomas podrán ser comunes o de preocupación, dependiendo de cada paciente.

Existen más causas por las que la mujer llega a experimentar cólicos durante su primer trimestre de embrazo, como gases e hinchazón, estreñimiento o incluso después de haber mantenido relaciones sexuales.

¿Cómo aliviar cólicos durante el embarazo?

Algunas de las mejores prácticas que se recomiendan para tratar el dolor abdominal y los cólicos durante la gestación sugieren los baños de agua caliente en una tina, ejercicios de relajación y así como buscar comodidad al cambiar de posición, ya sea sentada o acostada.

También se recomiendan otros métodos con los que las mujeres, gestantes o no, suelen calmar los dolores en el vientre por cólicos, como colocar una botella de agua caliente envuelta en una toalla o rellenar un calcetín con arroz y meterlo al microondas por algunos minutos.

Es importante mantener la zona caliente y en reposo para que el dolor se logre amortiguar, así como también es recomendable beber muchos líquidos durante esos breves minutos de dolor e incomodidad.