Bob recto corto.

Cuatro sencillos y prácticos peinados para pelo corto

facebook

twitter

whatsapp

Email

¿Te cortaste el pelo y ya no sabes cómo peinarte? Aquí algunas ideas que te pueden inspirar.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Cortarse el pelo suele ser una enorme decisión, pues no sólo cambia por completo tu estilo sino que también viene acompañada de una serie de ventajas, como bañarse más rápido, y de algunas desventajas, como quedarse sin ideas para innovar en peinados.

Siendo conscientes de lo difícil que es verse distinta según la ocasión cuando se tiene pelo más corto, reunimos cuatro ideas para darle un ‘twist’ a tu estilo y demostrar que no importa cuál sea tu look, ¡siempre puedes verte guapísima!

- Mechón con churro: Esta sencilla idea consiste en tomar una pequeña porción de pelo del frente (del lado que más te acomode) y con tu dedo índice comienzas a enrollar desde la parte superior del mechón hasta llegar a la punta para ,finalmente, anclarlo a tu cabeza con un broche o pasador. Si prefieres, puedes optar por trenzar tu mechón, también es una opción fácil y rápida para esos días de prisas en los que quieres darle un giro a tu pelo.

- Puntas hacia adentro: Con la ayuda de una plancha o secadora para pelo, alisarás tu cabello comenzando por la raíz y hasta llegar a las puntas. Si utilizas plancha, cuando te vayas aproximando a las puntas debes mover tu muñeca hacia adentro al tiempo que sigues deslizándola para lograr este efecto. Si preferiste la secadora, debes ayudarte de un cepillo (de esos redondos con los que se hacen los flecos copetudos) para que, acompañado del calor de la secadora, cepilles la parte inferior de tu cabello desde dentro. Esto te puede llevar un poco más de tiempo, ¡así que toma tus precauciones!

Chongo despeinado: Toma un cepillo y comienza a simular que te vas a hacer una media cola, es decir, cepilla de la frente hacia atrás de tal manera que quedes sosteniendo la mitad de tu pelo mientras la mitad de abajo se encuentra suelta. Deja el cepillo para que puedas maniobrar bien y, con tus manos, comienza a formar un chongo enrollando o doblando esa porción de cabello ya sea para adelante o para atrás. Coloca tu liga dando tres vueltas, dos convencionales y, si deseas, la tercera puedes soltarla a la mitad del chongo, lo cual dará una percepción más despeinada y casual. Por último, toma el chongo con cuidado y jálalo para que se afloje un poco y le de una vibra más relajada. Si quieres algo más clásico, amárralo de forma tradicional, el chiste es que quede algo que a ti te guste y te haga sentir "tú".

Accesorios: Así es, la vieja confiable. Aunque parece simple, la diversidad de accesorios que existe hace que tengas muchísimas opciones a elegir y que en todas te veas súper diferente. Desde una diadema hasta un broche con detalles brillosos o un tipo turbante, pueden ser opciones fáciles para cambiar de estilo y, al mismo tiempo, estar en tendencia. Aquí te dejamos algunos ejemplos de lo que puedes usar, ¡el cielo es el límite!

Llevar el pelo corto no debe ser motivo de frustración, sólo atrévete a conocer tu cabello, experimentar y sacarle el mayor provecho a tu look. Estamos seguras que ya sea que decidas dejarlo suelto o adornarlo con un broche ¡lucirás espectacular!