null: nullpx

Erik Rubín y Andrea Legarreta: Así fue su increíble boda en Acapulco

Los famosos anunciaron su separación después de 22 años de casados
Publicado 23 Feb 2023 – 01:27 PM ESTActualizado 23 Feb 2023 – 01:27 PM EST
Comparte
Default image alt

Andrea Legarreta y Erik Rubín, una de las parejas favoritas del público mexicano y latinoamericano, ayer anunció su separación a través de su cuenta de Instagram. Destacando que "se amarán desde otro lugar", es decir, como padres de sus dos hijas Mïa y Nina, los famosos pidieron respeto al público en este proceso que comenzó hace cinco meses.

Si bien no han hablado de divorcio, muchos fanáticos lloran que dos grandes exponentes del amor verdadero hayan decidido tomar caminos separados, por lo cual, muchos han optado por recordar aquéllos bonitos momentos de su relación.

Uno de los más importantes fue, sin duda, su boda. Andrea y Erik se casaron el 1 de abril del año 2000 en el puerto de Acapulco, Guerrero. De hecho, fue en esa ciudad en donde se conocieron poco antes, en las inmediaciones de la discoteca 'Baby O'. Es por eso que la pareja decidió sellar su amor justo en el mismo lugar donde comenzó todo. No en el antro, por supuesto, pero sí bajo el cielo que los vio enamorarse.


La ceremonia fue en la tarde, al aire libre, y todos los asistentes acudieron, a petición de los novios, vestidos totalmente de blanco. Como era de esperarse, dentro de la lista de invitados hubo invitados de lujo. De hecho, fue Talina Fernández fue quien leyó la Primera Lectura. También estuvieron presentes amigos y colegas del medio como algunos Timbiriche e integrantes de Hoy.

Con el sonido de las olas del mar rompiendo de fondo, Andrea y Erik se prometieron un para siempre; en ese momento ambos tenían 29 años de edad. En su comunicado, la pareja dijo que aunque "las parejas nos enamoramos y nos unimos anhelando un 'para toda la vida'", ellos se sienten aún muy afortunados de haberse encontrado y haber tenido la oportunidad de compartir tanto.


El día de su boda Andrea brilló con un vestido corte princesa con un pronunciado escote en la espalda y un talle que resaltaba la cintura. También, Andrea usó un velo largo y una tiara de flores que le dio el toque perfecto para una boda playera.

En cuanto al peinado, la conductora usó un estilo medio recogido con un par de caideles en sus mejillas, y en cuanto al maquillaje, se decantó por un look bastante natural con sombras algo oscuras, pues la mayor parte de la boda transcurrió de noche, y un labial rosa claro.

Comparte
RELACIONADOS:Lifestyle