Josefa Feitosa: la abuela que vendió todo y se fue a viajar para 'no cuidar nietos'

facebook

twitter

whatsapp

Email

La abuelita brasileña se volvió viral tras jubilarse, dejar su casa y dedicarse a disfrutar su vida sin responsabilidades.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Mientras algunos abuelos y abuelas pasan los días de su retiro cuidando y viendo crecer a los hijos de sus hijos, una controversial abuelita brasileña se volvió viral en redes sociales al dejar toda su vida familiar y darse a la fuga para viajar por el mundo.

El caso de Josefa Fietosa, conocida en Instagram como @Joviajando, ha despertado todo tipo de debates al rededor de la imagen cultural, mayormente en países latinoamericanos, en los que una abuela juega el rol de segunda madre y, en muchas ocasiones, una niñera sin sueldo para sus nietos.

Fietosa parece que se rehusaba a vivir los mejores momentos de su jubilación encerrada en casa cuidando niños, por lo que, sin avisar a nadie en su familia, vendió su casa, pertenencias más valiosas y solamente informó a sus hijos mayores que los dejaría por un tiempo, pues quería viajar y conocer el mundo.

Acompañada de solo su maleta, y posiblemente varios trajes de baño, la aventurera abuelita se abrió una cuenta en Instagram donde comparte todo sobre sus viajes, nuevos destinos y experiencias recorriendo el mundo sin pensar en la hora de tomar un vuelo a casa.

Josefa Feitosa, de 61 años, es ahora un modelo a seguir en redes sociales no solo para abuelos y abuelas de su generación, sino también para jóvenes quienes admiran y aplauden lo que para uno que otro detractor de abuelita consideran "egoísmo".

En entrevista para la BBC, la abuela brasileña compartió que, luego de dedicarle su vida al trabajo social, y finalmente jubilarse, tomar la decisión de dejar todo para irse a recorrer Europa y otros increíbles destinos envidiados por cualquier amante viajero, fue la mejor opción, por lo que busca con su historia inspirar a más personas de la tercera a edad para aventurarse como ella.

"Hay mucha vida fuera de esta cajita que llaman hogar. Una no se convierte en abuela para cuidar a su nieto", comentó para BBC. La abuelita ya viajó a más 40 países de Europa, Asia y África, y pretende continuar viajando durante más años, así como inspirando a abuelitas para que hagan los mismo en sus años de retiro.