Vía Getty Images

Katy Perry: ¿Qué pasó con su rostro y por qué perdió el control de su ojo?

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante alarmó tras viralizarse un video en el que su párpado no responde.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luego de uno de sus conciertos más recientes ofrecido en la ciudad de Las Vegas, Katy Perry se ha convertido en tendencia mundial y es que, además de la intérprete se encuentra celebrando su cumpleaños número 37, la cantante de Teenage Dream protagonizó un video que alarmó a sus fans por el extraño comportamiento de uno de sus ojos.

Todo sucedió cuando un video capturó cuando su ojo derecho se cerró de manera involuntaria por varias ocasiones, mientras Perry intentaba ayudarse con la mano, buscando volver abrirlo, sin embargo su párpado no respondió, por lo que su rostro sorprendió a más de uno, pues parecía poco menos que una muñequita de porcelana con sus ojos entre abiertos.

Minutos después, Katy Perry logró restablecer su ojo y continuó su show sin dar mayor explicación, sin embargo, el video ya se encontraba publicado en Internet, viralizándose rápidamente. Los fans de la cantante comenzaron a comentarlo en redes como Twitter e Instagram, sin embargo, la propia cantante ya habría explicado todo sobre lo que pasa con su ojo.

Durante su aparición en una de las temporadas de American Idol, Katy Perry explicó que tiene problemas con su párpado derecho, al cual define como "ojo inquieto". La cantante compartió con el participante Caleb Kennedy, quien también tiene el mismpo problema en su ojo: "Yo también tengo un ojo torcido, y solía estar preocupada por eso. Después, un grupo de fans crearon un fandom de mi ojo torcido. Incluso tengo un fandom que se llama a sí mismo, Katy’s wonk-eye".

El padecimiento de Katy Perry podría ser blefaroespasmo, lo cual son movimientos del párpado, contracciones o espasmos que no se pueden controlar. El espasmo del párpado (mioquimia) afecta solo al párpado pero podría evolucionar hasta el punto de terminar con el párpado completamente cerrado, así como también existe el espasmo hemifacial, el cual provoca espasmos en los músculos de un lado del rostro, incluido el párpado.