¿Las botas ayudan en una ruptura amorosa? Emily Ratajkowski dice que sí

facebook

twitter

whatsapp

Email

La modelo ha hecho de su calzado el protagonista de su duelo con corazón roto.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Atravesar una ruptura amorosa es, sin duda, uno de los duelos más difíciles que una persona puede experimentar. Entre la tristeza y el desconcierto por averiguar qué sigue adelante, es difícil encontrar razones para seguir adelante, sin embargo, una vez que logras poner atención en aquellos pequeños detalles, todo mejora poco a poco.

Quien parece haber encontrado su punto de atención dentro de su truene amoroso es Emily Ratajkowski y, al parecer, ha sido a través de la moda. La famosa modelo terminó su matrimonio con Sebastian Bear-MacClard, luego de que se volvieran públicas las infidelidades del su entonces marido y padre de su hijo, Sylvester.

Tristemente, la historia se ha vuelto la comidilla de Holywood, pues más de uno pronosticaba que la relación no duraría mucho. Se casaron a las dos semanas de conocerse y más de uno conocía el historial de Bear-MacClard, pues la engañó en múltiples ocasiones. Tras la separación, la modelo ha mantenido un perfil bajo, dedicada enteramente a su maternidad, sin embargo, en las últimas semanas se la ha visto repitiendo el mismo calzado: un par de botas vaqueras.

Ya sea con un mini vestido con estilo boho-chic, conjunto de falda y chaqueta de cuero, o con un impecable ensamble de falda y croset de satín, en color hueso, la modelo se ha dejado ver pasear por las calles de Nueva York, sola o acompañada de su hijo, usando estas peculiares botas vaqueras: ¿Será una indirecta a su ex marido?

Por si fuera poco, Ratajkowski se ha lanzado a la aventura con este calzado incluso para asistir a uno de los conciertos más envidiados del año, el de Bad Bunny. El pasado fin de semana, acompañada de algunas amigas, la modelo asistió al show del reguetonero en Estados Unidos, donde lució un provocador body con escote profundo y una mini falda que dejó ver su increíble bronceado.

¿Será que las botas de Emily Ratajkowski son el verdadero amuleto para un corazón roto?