Sean Gallup/Getty Images

¿Los lácteos en la dieta afectan al corazón?

facebook

twitter

whatsapp

Email

Este Día Mundial del Corazón entérate qué dice la ciencia sobre estos productos.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Pese a lo que se ha dicho sobre los altos niveles de grasa contenidos en productos como la leche y el queso, un estudio realizado en Suecia y publicado hace una semana por un grupo de científicos, arrojó que este grupo de alimentos no supone un riesgo cardiovascular, aquí te contamos qué argumentos dieron y qué precisiones hicieron al respecto.

¿En qué consistió el estudio?

Los investigadores midieron los niveles de ciertos ácidos grasos en la sangre -que son encontrados en productos lácteos- en más de 4 mil adultos suecos y lo compararon con estudios similares en otros 17 países sobre la relación entre el consumo de grasa láctea y el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la muerte.

Luego de monitorearlos por 16 años, pudieron observar que las personas que presentaban mayores niveles de estos ácidos en la sangre tenían menor riesgo de presentar alguna enfermedad en el corazón. “Fue evidente que aquéllos con los niveles más altos de ácidos grasos en la sangre (lo que implicaba mayor consumo de lácteos) tenían menor riesgo de contraer estas enfermedades y de morir por esta causa, que quienes tenían niveles más bajos” dijo Kathy Trieu , una de las cabezas de este proyecto.

Suecia está entre uno de los países con mayor consumo de productos lácteos en el mundo, lo que impulsó a este grupo de científicos a levantar este estudio para confirmar o desmentir lo que se decía sobre ellos en relación con la salud.

¿En qué recomiendan fijarse a la hora de comprar y consumir lácteos?

Dado que los lácteos forman parte de una dieta balanceada, se sugiere evadir los planes nutricionales que piden descartarlos y, por el contrario, tomar en cuenta ciertos elementos a la hora de elegir productos de esta índole, pues es cierto que hay algunos que son mejores para nuestro cuerpo que otros.

Una de las recomendaciones es reducir el consumo de mantequilla y optar por productos como los quesos, los cuales cuentan con vitamina K, misma que se relaciona con beneficios cardioprotectores.

Otro aspecto a considerar es el nivel de azúcar. En los yogures, por ejemplo, se recomienda elegir aquéllos bajos en azúcar más que bajos en grasa. Es decir, si un yogurt promete ser bajo en grasa pero es sabor mango, es probable que ese sabor a fruta le esté adicionando muchísima azúcar, lo que resulta peor para la salud que los niveles de grasa que podría tener uno natural entero. “Es mejor seleccionar la opción sin sabor en lugar de la de sabor baja en grasas” añadió Trieu.

Esta investigación, aunque con resultados y conclusiones contundentes, también recuerda que siempre hay que balancear y que ningún exceso es bueno. Este Día Internacional del Corazón aprovecha para consultar a tu médico e informarte sobre qué otros hábitos puedes incorporar a tu vida diaria para tener un corazón sano y una vida larga.