María Levy normaliza su celulits y rompe los mitos del 'cuerpo perfecto' en Instagram

facebook

twitter

whatsapp

Email

La modelo y fotógrafa comparte inspiradores consejos a sus seguidoras para lucir bellas sin compararse con nadie en redes sociales

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Dicen que Instagram es un rincón en el cyberespacio en el que todo y todos son hermosos y perfectos; la popularidad de las modelos que trabajan para ganar likes en esta red social buscan la idea de convertirse en personas que inspiren a otros a mostrar "la mejor versión de sí mismos", sin embargo, con el paso de los años, el abuso de filtros, retoques en photoshop y demás trucos para lucir increíble, han convertido de la cultura influencer un arma de dos filos.

Presumir un vientre plano, cintura de avispa y curvas sin estrías o celulitis se ha convertido el absurdo reto a cumplir de las generaciones amantes del Internet, todo esto sin reconocer que en la vida real los cuerpos son algo muy distinto.

Recientemente, María Levy ha aprovechado su plataforma de modelaje y fotografía para romper estos mitos sobre el cuerpo perfecto que presume más de una modelo de Instagram. En semanas pasadas, la joven hija de Ariel López Padilla y Mariana Levy, posó con muy poca ropa presumiendo su celulitis y compartiendo un mensaje sobre la importancia del amor propio.

Ahora, a través de historias en Instagram, la hermana mayor de Emilio y Paula Levy comparte los tips que ella utiliza para tomar fotos y lucir una figura mucho más estilizada a la que cualquier podría ver en ella en la vida real. Colocando su teléfono con pantalla frontal y en un ángulo contrapicado, la modelo explica que esta posición de la cámara engaña al ojo y provoca un efecto en el que las piernas lucen más grandes y anchas, mientras la cintura se ve más diminuta.

Finalmente, para "mejorar" aún más la pose, María recomienda elevar los brazos y crear curvas jugando con los ángulos, para que únicamente quede jugar con miradas y lograr la foto perfecta, todo sin olvidar que al terminar la pose queda el cuerpo en su estado natural, el que tiene lonjitas, rollitos, estrías, célutits y todo lo que sigue estando normal y perfecto.

"Ahora (regresamos a una pose), como ser un humano normal, relajado, tranquilo, con su celulitis respectiva, que es perfectamente normal, y que no pasa nada; muchos son ángulos, muchas son posturas, mucho es el día en el que estás y cómo te sientes, si estás inflamada, si estás inflamado, si estás pasando por una situación de estrés", explicó.

Para concluir, la hija de la fallecida actriz aprovechó para pedir a sus seguidores el hábito de tener compasión y cariño con sus propios cuerpos y no exigir que cumplan con estándares no solo difíciles sino casi irreales por cumplir.

"Hay que darle chance al cuerpo, hay que ser super amorosos, super compasivos y no compararnos con lo que veamos, en Internet sobre todo, en redes sociales, y apapacharnos, darnos muchísimo amor", pidió.