Met Gala: la vez que Eiza González robó miradas con look de monja

facebook

twitter

whatsapp

Email

Antes de que su fama despuntara en Hollywood, la mexicana deslumbró durante la gala del Met en 2018

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Luego de que en el 2020 la pandemia y contingencia sanitaria pusiera alto a todas las alfombras rojas y entregas de premios, el regreso de la Met Gala tras la cuarentena ha sido una de las mejores noticias para el mundo de la moda.

En vísperas de la gala que se llevará a cabo el próximo 13 de septiembre, recordamos uno de los momentos más épicos para los fans de Eiza González y es que en 2018, la mexicana robó miradas cuando fue invitada por primera vez al evento fashionista, también llamado El Oscar de la moda.

La exposición del Costume Institute del Museo Metropolitano de Arte de aquel llevó por tema Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination por lo que la actriz mexicana se alineó con el código de vestimenta y llegó acompañada del diseñador Prabal Gurung, quien vistió a Eiza con un increíble look inspirado en la religión católica, representando a una monja.

El diseño consistió en tres piezas: capa, falda y top, mismo que completó el outfit con unos gantes de ópera látex. En este look, González evocó el look de una monja entregada a su vida consagrada.

Para completar la fantasía de mujer religiosa, Eiza González llevó un increíble maquillaje de smokey eye en color azul marino, mientras a lo largo de sus mejillas llevó tres gotas plateadas, las cuales hacían una alusión a las imágenes de monjas que lloran y representan el sufrimiento de Cristo.

¿Por qué Eiza González no fue asistió a la Met Gala del 2019?

Tras su paso por la gala en el 2018, los fans mexicanos, y amantes de la moda, esperaban con mucha emoción volver a ver Eiza robando miradas en aquella alfombra roja tan extravagante, sin embargo, para tristeza de todos, la actriz tuvo que cancelar su participación en el 2019.

A través de un comunicado, González reveló que no podría asistir a la exhibición de Camp: Notes on Fashion, debido a compromisos laborales. En aquel momento, la también cantante había sido invitada a por la diseñadora española, Carolina Herrera, aunque tuvo que rechazar la invitación.