pixelfit/Getty Images

Prendas que te harán lucir todavía más increíble según tu tipo de cuerpo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Tal vez alguno de estos tips pueda ayudarte a verte aún más poderosa a la hora de vestir.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

¿Te ha pasado que ves una blusa en un anuncio y cuando la compras, por alguna razón no se te ve igual que a la modelo de la marca? Probablemente sí, y la razón detrás de esto es que todos los rasgos físicos que nos diferencian de otras mujeres (y nos hacen únicas) son también los que hacen que no todo se nos vea igual a todas.

Especialistas en imagen han comprobado que variables como tu tipo de cuerpo, tono de piel, estatura, entre otras, influyen en la manera en la que un tipo de prenda te sienta.

¿Qué tipos de cuerpo existen?

De acuerdo con expertos en la materia, las clasificaciones principales que se han hecho de los tipos de cuerpo de la mujer son los siguientes:

- Reloj de arena.
- Triángulo invertido.
- Triángulo.
- Rectángulo o cuadrado.
- Óvalo.



¿Cómo debo vestir de acuerdo a mi tipo de cuerpo?

1) Si tu cuerpo es reloj de arena:

Si como Kim Kardashian, tienes las caderas y los hombros de un ancho similar, pero tu cintura es delgada, expertos recomiendan utilizar prendas que marquen la zona media.

Los vestidos ajustados a la cintura, escotes en V, pantalones ‘high waist’ (de cintura alta), faldas de tiro alto o tipo ‘tubo’, o abrigos sastre pueden ser gran opción. También sugieren utilizar cinturones.

2) Si tu cuerpo es triángulo invertido:

Un cuerpo de este tipo se caracteriza por tener los hombros y la espalda más anchos que la cadera, teniendo usualmente pechos grandes, piernas delgadas y pocos glúteos. Aquí el objetivo será resaltar la zona baja y disimular la superior.

Las prendas de colores oscuros en la parte de arriba y claros en la de abajo, son una gran opción; asimismo, elige blusas en escote tipo V o redondo te lucirán increíble. También, especialistas en imagen recomiendan usar pantalones rectos o con estampados, así como vestidos con mucho brillo (tipo lentejuelas) y mucho vuelo en la parte de abajo. Una de las actrices de Hollywood que posee este cuerpo es la talentosa Demi Moore.

3) Si tu cuerpo es triángulo:

Si tu cuerpo tiene esta forma, como es el caso de la cantante Alicia Keys, probablemente tengas hombros angostos, pechos pequeños y caderas anchas. En este caso, es recomendable llamar la atención de la parte superior de tu cuerpo y neutralizar la zona baja.

Los tops con estampados y/o elementos llamativos serán tus mejores amigos. Procura elegir blusas con escotes V o tipo corazón, y partes de abajo (pantalones o faldas) de telas lisas, diseños básicos y colores oscuros.

4) Si tu cuerpo es rectángulo o cuadrado:

En este caso, lo que se querrá lograr es definir la cintura lo más posible, sumando volumen tanto en la cadera como en los hombros. Cameron Díaz, es una de las actrices que especialistas señala, tiene este tipo de cuerpo.

Para lograr el objetivo, se sugiere usar cuellos en V, pantalones rectos o ligeramente acampanados pero siempre a la cintura, abrigos con cinturones que se abrochen en la cintura, y prendas que en la parte de arriba cuenten con hombreras o, en general, con detalles que exalten los hombros. También puedes optar por faldas con corte en A.

5) Si tu cuerpo es ovalado:

Una silueta de este tipo suele caracterizarse por dar una sensación de redondez, por lo que lo que se intentará hacer a la hora de vestir es dar mayor estructura y una percepción de un cuerpo más alargado. Para ello, tal y como deben hacerlo famosas como Queen Latifah, se sugiere aportar neutralidad en busto y hombros y llevar la atención a otro lado del cuerpo.

Hay que evitar usar prendas con texturas y colores llamativos en la parte de arriba y, en su lugar, preferir cuellos en V, vestidos rectos y poco entallados, pantalones cortos y rectos y tacones altos. También hay que evitar cuellos altos, camisetas demasiado entalladas, pantalones tubo y faldas tipo globo.

El mundo de la moda y, en general, el de todo lo que concierne a nuestra imagen, es inmenso, complejo y en ocasiones abrumador. No obstante, información como ésta pueden ayudarnos a ir entendiendo cada vez mejor este universo y con ello, empezar a usar cosas que más allá de que nos hagan ver bien, nos hagan sentir bien.