Ver video

Andrea Legarreta comparte foto de la nostalgia; así se veía hace 30 años junto a Erik Rubín

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora de Hoy explicó que quiso recordarle a su esposo cuánto lo ama

Andrea Legarreta lleva un par de semanas luchando contra el coronavirus, dando todo para recuperar su salud. En medio de esa pausa obligatoria es que se ha dedicado a compartir en su Instagram algunas frases motivacionales y algunas postales del recuerdo.

Ahora tocó que la conductora de Hoy compartiera una foto de hace 30 años en la que aparece junto a Alex Ibarra y Erik Rubín . Y ante tal imagen, ella no pudo evitar mandarle un mensaje romántico a su esposo.

"Te amo @erikrubinoficial quería recordártelo", escribió Andrea, quien además agradeció por las experiencias a lo largo de su carrera. "Siendo compañeros de trabajo y amigos en #AlcanzarUnaEstrella2 #MuñecosDePapel Hace apenas 30 años... Dios y la vida nos tienen siempre deparadas situaciones insospechadas. En qué momento estos 3 muchachitos íbamos siquiera a sospechar TODA la travesía que hemos vivido ¡hasta llegar al día de hoy! AGRADEZCO cada instante".

Pero no paró ahí, Andrea siguió inspirada y le recordó a Erik, con quien ha estado desde hace 20 años, todo el amor que siente por él:

"¡Esta aventura llamada vida ha valido la pena! Las risas, el gozo, el llanto, las batallas, los miedos, los éxitos... Hoy estos dos chiquillos somos otros totalmente distintos a los de la foto. Hoy juntos y unidos... ¡Hoy padres de un par de seres maravillosos! Escribiendo nuestra historia... ¿Qué sigue? Continuar avanzando... Con la frente en alto seguir librando batallas y saboreando lo que nos trae la vida. Un día a la vez... Con amor y agradecimiento. Vamoooos LA VIDA ES HOY. Te amo @erikrubinoficial quería recordártelo".

La foto en la que los dos aparecen jovencísimos y con look rockero, no sólo es muestra de la moda de los 90 con la típica melena a medio rizar y los aretes grandes, en el caso de las chicas, y el pelo largo en el caso de los chicos “rebeldes”, sino de que sus hijas, Mía y Nina son los clones de sus padres.