Así fue la fiesta virtual que armó José Eduardo Derbez por su cumpleaños

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor festejó sus 28 primaveras con algunos amigos; platicaron, bebieron y hasta llegó una fan a la fiesta de pantallas

A José Eduardo Derbez le tocó celebrar su cumpleaños en medio de la cuarentena por COVID-19, del que por cierto, estuvo muy cerca pues su padrastro, Omar Fayad , dio positivo al virus.

Pero en medio de tanta cosa, al joven actor le tocó recibir muchas felicitaciones de todos y cada uno de los miembros de su familia, quienes se esmeraron con los mensajes de cumpleaños en redes sociales. Incluso su papá compartió una foto muy particular de José Eduardo cuando era niño y hacía de Armando Hoyos bebé al lado de una maestra muy particular: Victoria Ruffo.

Pero como bien demostró en la serie De viaje con los Derbez, a José Eduardo le gusta la fiesta y los amigos, y obvio además del ambiente familiar pues tenía que celebrar a lado de sus grandes amigos y amigas, así que organizó una videollamada grupal y se armó la plática y los chistes; hasta una fan estuvo en medio de la celebración virtual.

Las anécdotas de sus experiencias en castings, los regalos que recibió y hasta la placa de Youtube por número de seguidores (más de 822 mil ahora) fueron los temas de la plática grupal en la que estuvieron Mauricio Aspe, Osvaldo Zárate, Diego de Erice, Faisy y Yurem, con quien confesó haber armado una batucada en su departamento a la mitad de la noche, y para la ocasión le cantó una canción.

Después de mandarle cervezas a su amigo Mauricio Aspe, José Eduardo contó anécdotas con su mamá, de quien dijo se escondía para hacer fiestas y fue muy difícil separarse cuando se salió de su casa.

“Como queríamos los dos vernos maduros y salir adelante, nos marcabamos nada más así de: ¿qué onda, cómo estás? Yo grabando’. ‘Yo también’. Ah, a ver si nos topamos por ahí. Me sentía en la secundaria con mi mamá. Y eso que ella es dura".

José Eduardo dice que se fue de su casa porque es muy fiestero y ella lo regañaba y le decía que no es hotel. Pero que en esta cuarentena la extraña, tanto que le propuso ir pero ella lo rechazó.

Al final de la fiesta virtual, quedó la promesa de armar una borrachera a lo grande.