Conoce a Vanessa Bauche, actriz y activista que ideó el Paro Nacional de Mujeres del 9M

facebook

twitter

whatsapp

Email

Reveló cómo se fueron tejiendo los hilos para que se diera esta acción que engloba el "despertar" de la sociedad

Previo al Paro Nacional de Labores de las Mujeres este 9 de marzo, Vanessa Bauche, quien ideó esta propuesta para “poder ser valoradas y resignificadas”, obtuvo este jueves 5 de marzo un reconocimiento de la Fundación Honoris Causa Internacional como Mujer Agente de Cambio gracias a sus 20 años de activismo.

“Conocí mujeres extraordinarias que llevan una vida y lucha admirables, y varias de ellas me dijeron que estaban completamente sumadas al Movimiento Nacional Femenino por la Paz para México. Tuve un recibimiento maravilloso, me siento muy bendecida por estar viva en este momento tan importante para nuestro país y nuestra sociedad, y por tener esta confirmación de que estamos caminando hacia el lugar correcto que es la paz y la unificación para todos. Estoy muy agradecida por haberme reconocido entre todas estas mujeres maravillosas”, comentó en entrevista exclusiva para Las Estrellas .

La actriz inició su activismo hace 20 años, luchando contra los feminicidios de un solo estado de la República, que era Chihuahua, en Ciudad Juárez, donde realizó varias acciones de labor y seguimiento, entre ellas, la co-producción de un documental llamado Bajo Juárez: la ciudad devorando a sus hijas. “Desgraciadamente, 20 años después esto ya es un tema a nivel nacional, una pandemia y si no hacemos algo, no quiero pensar lo que nos espera en 20 años más”.

¿CÓMO SE FUERON TEJIENDO LOS HILOS PARA QUE SE DIERA EL PRIMER PARO DE LABORES DE MUJERES A NIVEL NACIONAL?

Desde el 2017 a la fecha ha habido más de 170 países en donde se han llevado a cabo paros nacionales de mujeres buscando la paz, tal como Vanessa ha manifestado en este alto a las labores que está inspirado cinematográficamente y como respuesta a un instinto de supervivencia.

“Buscando proteger a las más jóvenes, que no encuentran otra medida más que la violencia o la manifestación no-pacífica en las marchas y queriendo conciliar con la ciudadanía, pensé que lo último que nos quedaba era desaparecer del país. Me acordé de la película de Sergio Arau: Un día sin mexicanos, cuya tesis era para visibilizar por ausencia la importancia de la mano de obra en Estados Unidos y pensé: ¿Y si un día nos matan a todas?, ¿si un día desapareciéramos todas?”.

Hoy, en lo que tú y yo hablamos, 32 niñas van a quedar embarazadas por violación. Hoy, 10 familias van a quedar destruidas, porque alguna de sus mujeres no va a llegar, entonces, la intención fue tratar de hacer sentir esa ausencia que viven más de 10 familias todos los días, es ya una cuestión de supervivencia”.

El 21 de enero de este año, el día del cumpleaños de Arussi Unda , vocera de la colectiva Las Brujas del mar , Bauche lanzó la propuesta, misma que fue retomada por dicho colectivo, el cual difundió el mensaje y lanzó la convocatoria el 18 de febrero, justo el día del cumpleaños de la actriz.

“Estamos conectadas aunque no nos conozcamos, porque el miedo de salir a la calle sin saber si vamos a regresar o no ya es general. Somos el 51% de la población, generamos 32 mil millones de pesos diarios a este país y 4.1 billón de pesos anuales de trabajo no remunerado, somos la segunda fuerza económica, si no es que la primera, sumando el trabajo no remunerado. La violencia económica y laboral también tienen que exhibirse, por eso se busca la paridad laboral, la equidad de género, la despenalización de la interrupción del proceso de gestación, porque finalmente es un derecho humano inalienable, no se puede encarcelar a una persona por haber tomado una decisión que va con relación a sus derechos reproductivos, es absurdo”.

La actriz y activista social llama a esta unión de la sociedad un “despertar del amor propio de la mujer” o “fortalecimiento”, más allá de un “empoderamiento”, mismo que han tratado de desprestigiar o desvirtuar.

“Cuando los afrodescendientes, la raza negra, quiso emprender una lucha por abolir la esclavitud, obviamente recibieron todo el ataque del sistema, hubo quienes dijeron que era un tema político, quienes pensaron que eran inferiores, los que preguntaron quiénes estaban detrás y quién patrocinaba eso, pero era un tema de derechos humanos, de liberar un grupo de la especie humana que ha sido sometido históricamente. Igual que entonces, en este movimiento no hay nadie detrás, no nos ofendan, tenemos toda la capacidad, somos la sabiduría ancestral, de la vida, de la madre tierra. Las mujeres desarrollaron la cultura, la ciencia, la cocina, la gastronomía, si tienen wi-fi y whatsapp, fue gracias a una mujer, así que no se atrevan a decir que necesitamos a un señor que nos esté titiriteando, porque este despertar es a nivel global”, explicó.

¿QUÉ HACER EL 9M? MÁS QUE UN “DÍA DE DESCANSO” ES UN DÍA PARA REFLEXIONAR

“No es un día de descanso, es un día para poder reflexionar profundamente hacia donde queremos ir como sociedad, hacia dónde queremos ir como estado, porque el estado somos todos. La violencia es terrible, pero gracias a esa oscuridad es que podemos alumbrar y tener este punto de quiebre de decir: ‘ya basta, ni una más, ni una menos, ni uno menos’”, aclaró Vanessa, quien se declara parte del femenismo pacifista y unificador que busca preservar la vida y la paz, protegiendo en primera instancia a los niños y adolescentes.

¿POR DÓNDE EMPEZAR DESDE NOSOTROS MISMOS?

1. Desnormalizar las formas de violencia cotidianas

“Todo empieza por uno mismo, como las bromas que nos hacemos de: mi flaquita, mi gordita, tontito, etc., todas estas maneras que tenemos de hablarnos, que pensamos de nosotras mismas mirándonos al espejo, donde estamos ejerciendo violencia sin darnos cuenta. Compararnos, criticarnos, juzgar, difamar, contra gente que ni se conoce, ahora en el circo romano que son las redes sociales”.

2. Apoyar la paz

“Si no somos buenos en este momento por convicción, tenemos que serlo por supervivencia y por conveniencia. No nos queda de otra, tenemos que unirnos y reconstruirnos desde la parte más profunda de nuestro ser, para poder entendernos más adelante. Hay que hacer la paz y participar de una manera mucho más comprometida como ciudadanos”.

3. Informarnos

“Lo que es importante aclarar, que muchas veces no lo entienden y hay mucha desinformación, es que, si bien hay más hombres que mueren todos los días en nuestro país, hasta donde sabemos por las cifras, ninguno muere violado, torturado, siendo objeto de atrocidades sexuales solamente por ser débiles o por ser hombres, por eso existe el concepto de feminicidio, porque el feminicidio implica un odio al género por el simple hecho de ser mujer. La desinformación mata, divide, hace guerras y hay que trabajar juntos por el equilibrio”.

¿QUÉ SIGUE PARA VANESSA BAUCHE?

1. La Ley Abril

“En noviembre lancé un comunicado llamado Amparos feminicidas, después del ataque con ácido a María Elena Ríos y en noviembre-diciembre también por el asesinato a Abril Pérez Sagaón, de ahí varios medios lo replicaron y surgió la intención de una activista y una diputada de la creación de la Ley Abril, la trabajaron y me avisaron a principios de año que ya le habían dado marco legal y que esta ley se iba a presentar ante el Congreso local”, mencionó Bauche sobre esta iniciativa para castigar a funcionarios que desestimen la violencia de género.

2. El Centro Nacional de Cultura de Paz y Primero Somos

“Estoy construyendo, desde el año pasado, el Centro Nacional de Cultura de Paz, para poder darles herramientas de salud emocional, económica y física a toda la ciudadanía. También construí una multiplataforma digital de vinculación ciudadana, se llama primerosomos.mx, esto con la intención de que la comunidad esté de una manera proactiva participando en actividades de bien, de impacto positivo, porque muchas de las violencias que estamos viviendo tienen que ver con la falta de oportunidades, de activación económica, de empleo y de herramientas socio-empáticas, socio-emocionales y psico-emocionales para poder romper los ciclos de violencia generacional que se heredan, a veces de manera inconsciente. Estas instancias también promueven iniciativas de ley, en varios de los colectivos a nivel nacional”.

3. Una película y una serie

“Estoy como asociada en un largometraje muy importante, se llama Ausencia, de Adolfo Dávila. Tiene que ver con los feminicidios, 10 datos emergentes, fuertes, pero justos. El enfoque es desde la vida, desde los sueños, desde el vacío que van a dejar con la gente que las amaba, hasta antes de encontrarse con la muerte y la fatalidad. No es una película que vaya a regodearse en el horror, no necesitamos más de eso, sino alumbrar el valor de la existencia. Y empiezo a finales de mes a grabar una serie para Netflix, muy padre, que va a llamar mucho la atención”, concluyó.