Eugenio Derbez rompe el silencio sobre la supuesta ‘boda falsa’ que organizó para Victoria Ruffo

facebook

twitter

whatsapp

Email

“Tengo todas las pruebas para desmentirlo”, reveló el comediante con respecto a su casamiento con la mamá de José Eduardo Derbez

Crecer con papás no solo talentosos, sino con gran peso dentro de la industria del entretenimiento en México, posiblemente debe ser difícil, pero para José Eduardo Derbez cargar con el pasado de algunas historias públicas de sus padres no es cosa del otro mundo.

Sin duda, pocos mitos de la farándula han sido tan sonados y tan escandalosos como el de la supuesta "boda falsa" entre Eugenio Derbez y Victoria Ruffo . La actriz siempre mantuvo que ella jamás supo que la ceremonia no fuese real, por lo que para ella todo fue un engaño, sin embargo en el reciente video publicado por su hijo, José Eduardo Derbez y su padre explican cómo sucedió todo.

Antes de comenzar con su relato, el comediante y actor agregó que dicha historia, hoy en día, le parece una forma de "terapia familiar" entre su expareja y su hijo, ya que el mismo José Eduardo conoce con detalle ambas versiones de lo que sucedió en aquella boda realizada en el helipuerto de un hotel en la Ciudad de México a principios de los noventa.

Era 1991, la pareja tenía muy poco de comenzar su relación y la actriz ya estaba embarazada. Presionados por la imagen de Ruffo, quien en ese entonces mantenía un estatus alto como estrella de telenovelas, la pareja tuvo que responder de manera rápida a las dudas sobre su relación frente a la prensa, misma que en aquel entonces se consideraba como conservadora.

“Tú mamá y yo nunca nos casamos”, aclaró el comediante, “y luego, un día me dice Victoria, ‘oye, ¿qué hacemos? porque la prensa nos va a empezar a preguntar que, si nos casamos o no nos casamos’, porque ella ya estaba embaraza. Y entonces me dice tu mamá, ‘vamos a decir que sí nos casamos y nosotros no les tenemos que dar explicaciones sobre qué día ni en donde- Y compramos unos anillos de casados y ya se acabó’”.

De acuerdo al relato de Derbez, en aquel entonces, él hacía todo lo que la mamá de José Eduardo decía, pues “ella era la famosa y la que sabía”.

“Fuimos a Echegaray, para los que quieran ir a corroborar, y había una joyería en el estacionamiento”, explicó el actor, “ahí tu mamá y yo compramos los anillos de casados. Me hablaron a mí, a los quince días, y me dijeron ‘ya están sus anillos joven’”.

El también director y productor contó que ya una vez con anillos en mano, le pareció poco romántico solamente llegar a casa con ellos y entregarlos, por lo que ideó algo mucho más especial para Ruffo.

Uno, de lindo, dije: ‘le voy a organizar algo para darle los anillos”, contó, “hablé con mis amigos y les dije, ‘oigan por qué no hacemos una reunión. Le quiero entregar (a Victoria) los anillos de una manera especial”.

Aunque Eugenio reveló que la idea de organizar una celebración si fue organizada por él y Victoria Ruffo no sabía nada al respecto, sobre la compra de los anillos y la decisión de no casarse, la mamá de José Eduardo siempre estuvo de acuerdo.

De esta forma, Derbez orquestó desde la marcha nupcial, el vestido, prestado de la esposa de su manager, hasta “el sacerdote” quien era un DJ que consiguió un disfraz de padre.

“Estuvo muy padre, la verdad. Fue con pizzas y hamburguesas. Estuvo Héctor Almada, el manager de Yuri y Mijares, Luis Ernesto Cano y ya, fueron todos los invitados y ya, llegó tu mamá. Fue sorpresa para tu mamá, porque no se lo esperaba, y cuando llegó ahí, pusimos la grabadora con la marcha nupcial y el vestido arriba de los jeans”, relató.

Posteriormente, el actor explicó también que, una vez ya separándose como pareja, los abogados de Victoria Ruffo investigaron dicha historia sobre su “boda” y aprovecharon la celebración “simbólica” como ventaja para ganar su caso por la custodia de José Eduardo: “De ahí salió la versión de la boda falsa, que nunca existió”.

En el 2012, durante una entrevista con Gustavo Adolfo Infante , la actriz de telenovelas relató lo sucedido, pero a excepción de la historia de Eugenio Derbez, ella aseguró desconocer todo lo qué ocurría e incluso reveló que, en su mente, ella “sí se estaba casando”.

“Subo y están mi mamá, mis hermanas, su hermana, sus amigos, y a lo lejos veo a un cuate vestido de padre. Yo no conocía a este cuate. Yo nunca me había casado. Para mí, yo me estaba casando”, explicó la actriz, "obviamente, ya después me dijo que no era mi vida, pero para mí era mi boda".

La actriz confesó que, quizá en aquel momento, ella era muy “inocente”, por lo que en el momento ella cayó en la idea de que sí era una boda real, cuando, más tarde, Eugenio tuvo que explicar que todo se trataba de un gesto romántico para Ruffo.