Héctor Sandarti fue secuestrado hace 20 años y habla del terror que vivió

facebook

twitter

whatsapp

Email

El conductor narró esa dura experiencia, la cual le dejó una de las lecciones más grandes de su vida

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Por primera vez, Héctor Sandarti abrió su corazón para hablar de una de las experiencias que el mismo califica como “la más terrible” que le ha tocado vivir: su secuestro.

A través de su podcast ‘Algo bueno que decir’, el presentador relató cómo le cambió la vida en el momento en el que lo privaron de su libertad y el miedo que le generó que estos delincuentes le fueran a arrebatar la vida.

El guatemalteco comenzó diciendo que estos hechos ocurrieron el 31 de agosto del 2001 en la Ciudad de México y que en ese momento él era conductor del programa ‘Vida Tv’ que conducía junto a Galilea Montijo.

“Eran como las 4 de la tarde, yo pasé a una librería y cuando estoy en la librería percibo la presencia de alguien que se me acerca inmediatamente, demasiado cerca de mí, volteó y lo que veo es la pistola de este tipo por debajo de su chamarra. Yo la verdad, nunca había sido asaltado y mucho menos secuestrado, así que mi reacción fue la de las películas, levanté las manos".

Siguió contando: "El cuate, entre insultos y amenazas me dijo que bajara las manos, que no hiciera ni un ruido y que le entregara las llaves de mi coche y mi cartera (…) Le entregué tranquilamente las cosas que me pidió pero desafortundamente ahí no quedaron las cosas, él puso la pistola aquí en mi costado y me dijo ‘acompañame’”,

Posteriormente, lo subieron a un coche y lo llevaron hacia un rumbo desconocido con los ojos vendados y las manos amarradas; durante esos instantes, él comentó que le pidió a Dios que nada malo le fuera a pasar, pues por su mente pasó que estos hombres lo iban a matar.

Al llegar al lugar donde lo tuvieron retenido, Sandarti recordó que tuvo una charla con uno de sus secuestradores, a quien llamó “Charlie”, un nombre inventado.

Este hombre lo cuestionó sobre su vida, su carrera en la televisión, y al ver el trato un tanto amable que estaban teniendo con él, lo hizo estar más tranquilo.

Después, tuvo una segunda conversación con el jefe de esa banda de secuestradores y ahí les comentó que ni él ni su familia tienen una situación económica privilegiada como para pagar una cantidad millonaria como rescate.

Al ver que no podían recibir una ganancia económica, los maleantes decidieron liberarlo, tras casi tres días de estar privado. Uno de los secuestradores le dio un billete de cien pesos para que pudiera tener dinero para pagar su taxi de regreso a casa, algo que le agradeció.

A pesar de lo duro que fue, Héctor Sandarti ya perdonó a sus captores y desea que esa experiencia no marque su vida para mal. Y le enseñó una gran lección, que es que a pesar de esa situación "tan horrenda", el ser humano no debe nunca de perder la fe.

“No los juzgo, lo único que hoy deseo es perdonarlos porque deseo liberarlos, dejarlos ir y que no marquen el resto de mi vida”, contó.