La hija de Niurka, Romina Marcos, se quiere quitar los implantes de seno

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz aseguró que se sentirá más feliz; además confesó por qué eliminó de instagram sus fotos de antes de perder peso

Desde principios de este año, Romina Marcos ha acaparado las noticias por su radical e increíble cambio de imagen. Y es que la hija de Niurka , ha compartido todo sobre su pérdida de peso, proceso que ha acompañado de un discurso de amor propio muy poderoso.

Siguiendo ese tren de exposición y de apertura sobre su vida privada, hace unas horas, la joven actriz organizó una ronda de preguntas y respuestas en instagram. Ahí se sinceró sobre los implantes de senos que se puso a los 20 años y ahora, con 24, se quiere quitar.

“Amigos, ustedes saben que yo tengo las bubis operadas y realmente no les puedo decir cuánto me bajaron porque hay un implante. Sí, ya no están tan grandes como antes, pero yo la verdad me las quiero quitar y aunque me quede con un limoncito, siento que voy a ser más feliz”, respondió a la pregunta de una de sus seguidoras.

Sobre el tema de la lucha constante con la pérdida de peso, Romina dijo que aunque ella nunca se sintió discriminada por eso, sí tiene dos amargos recuerdos de dos directoras de teatro que le pidieron reducir su talla. Sin embargo, reconoció que sabe lo que significa para muchas mujeres y no lo tomó como una afrenta personal, sino como un síntoma social generalizado.

Romina también aclaró por qué borró las fotos de antes de su transformación en la que perdió 18 kilos: “No fue porque me avergüence de mi Romina gorda, la amo”, y reafirmó que se trata de tener sus redes lo más limpias posibles pues para ella son una herramienta de trabajo que tiene que cuidar.