Kim Kardashian desafía las creencias de su esposo y publica atrevida selfie en bikini

facebook

twitter

whatsapp

Email

La empresaria y Kanye West han tenido problemas con la imagen sexy que ella proyecta en redes

Desde hace tiempo, Kanye West se ha metido de lleno a la religión y, aunque cuenta con el completo apoyo de Kim Kardashian en muchos aspectos, su vestimenta es algo que aún provoca diferencias entre ellos.

Aunque en varias entrevistas la socialité había afirmado que ya no posaría de manera tan atrevida en las redes, nuevamente desató polémica al subir una selfie en la que aparece con un diminuto bikini rosa.

En cuestión de minutos, sus seguidores llenaron la publicación de piropos y comentarios positivos, sin embargo, muchos se preguntaron si el regreso de su lado sexy habrá sido del agrado de su esposo.

Esto, ya que Kanye West se involucró en el cristianismo desde hace tiempo y cada domingo organiza su propia reunión en la que invita a un selecto grupo de celebridades para cantar alabanzas religiosas.

Fue la misma Kim quien confesó en una entrevista con Ellen Degeneres que al rapero le molesta que suba fotografías con poca ropa, porque es un poco más conservador.

“Es mitad y mitad, porque siempre quiere que me sienta cómoda conmigo misma y me divierta, pero también le molesta”, dijo.

Sin embargo, tiempo después afirmó a The Cut que ya no se sentía cómoda con mostrar una imagen tan sexy por sus hijos, “me di cuenta que no podía ver Instagram en frente de mis hijos sin que aparecieran desnudos todo el tiempo”, contó.

“Creo que ya no me importa tanto como antes tomarme un montón de fotos en un bikini de tanga”, recalcó.

Aunque constantemente comparte imágenes promocionando su línea de ropa interior y fajas, había pasado mucho tiempo desde la última vez que publicó imágenes más provocadoras; incluso en agosto, cuando visitó Bahamas con su familia, Kardashian posó con un traje de baño completo que coordinaba con la ropa de sus hijos.