Andres Hernandez

Manuel ‘El Loco’ Valdés pide que lo recuerden bonito al momento de su partida

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor está estable pero delicado de salud; su nieto, Iván Valdés, piensa que se está despidiendo

“Genio y figura, hasta la sepultura, estoy agradecido. Mi carrera es muy satisfactoria, con sus caídas y tropiezos, que fueron más, es una carrera larga, la del Loco Valdés”, dijo don Manuel ‘El Loco’ Valdés sobre sí mismo en diciembre de 2018, durante el homenaje que Alejandro Gou y varios de sus amigos comediantes le hicieron en el teatro por más de 60 años de trayectoria.

Y es que a principios de la década de los años 50, El Loco ya era una estrella que brillaba como parte del elenco del programa Variedades de mediodía, donde compartía créditos con Antonio Valdés y Héctor Lechuga. Sobra decir que el programa sentó un precedente no sólo en la manera de hacer comedia para toda la familia, sino que dejó escuela de improvisación para los presentadores de televisión de las décadas siguientes.

Improvisar, entonces, es lo que ha hecho al Loco una figura entrañable para el público mexicano, que no sólo lo recuerda por sus ocurrencias en televisión y en películas, sino como eterno seguidor de las Águilas del América, equipo por el que ha improvisado apuestas y retos épicos al lado de su compadre, el actor y comediante (seguidor de las Chivas) Sergio Corona.

Ya en ese homenaje de 2018, don Manuel confirmó el diagnóstico positivo de un cáncer que se manifestó como un tumor cerebral. Estaba positivo al respecto: “Me dijeron que podía estar tranquilo, parece que ya le gané al cáncer malvado”.

Desafortunadamente a principios de julio de este año, Iván Valdés, su nieto, compartió detalles sobre el estado de salud de su abuelo y anunció que en estos dos años hubo una recaída que el actor quiso mantener en privado.

“El día de su cumpleaños tenía una semana en que había terminado su tratamiento de radiaciones, le tuvieron que hacer radiaciones porque el tumor le brotó hacia adentro, por eso no se le veía nada y al hacer hacia adentro le empezó a causar daños de percepción, veía cosas que no, pensábamos que era como broma, porque antes tenía esa clase de reacciones”, dijo Iván a un programa de espectáculos.

Aunque las cosas se han mantenido bajo cierto control y el tumor fue extirpado, la salud de don Manuel sigue delicada. Hace una semana, tuvo un problema de oxigenación que sigue teniendo preocupada a la familia, pues con 89 años y con su actual estado de salud, cualquier complicación mínima es peligrosa.

Es por eso que tanto Iván como otros familiares no han podido estar con él en el hospital, pues la condición sanitaria mundial por covid-19 no ha permitido que puedan visitarlo. Sin embargo, aún con la distancia, Iván detalló la conciencia de su abuelo.

Siento como que se está despidiendo”, dijo, y también reveló que él y su familia ya están bajo la asistencia de un tanatólogo para soportar la posible venida de su pérdida.

Iván también reveló que el comediante ya le dejó instrucciones para cuando él falte: “Me dijo, trata de conservar una imagen bonita de mí, de la persona alegre, que era la felicidad del hogar”.