Por estas razones, Luis Miguel y Michelle Salas se distanciaron por 11 años

facebook

twitter

whatsapp

Email

En el cuarto episodio de 'Luis Miguel, la serie' se cuenta lo que provocó el distanciamiento entre padre e hija

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Por mucho tiempo la paternidad de Luis Miguel con Michelle Salas era un secreto a voces y, aunque años después reconoció que era su hija, fue todo un misterio la relación que hay entre ellos, hasta hoy.

Desde que se estrenó la segunda temporada de la bioserie del cantante se ha visto cómo fue la cercanía entre padre e hija. En el cuarto episodio se muestra cómo convivieron cuando Michelle era entonces una niña de siete años y acompañó a su papá a las grabaciones de uno de sus temas.

Pero también se deja ver la parte en la que Michelle se reencuentra con su padre en su adolescencia y le pide una explicación por haberse alejado de ella por más de una década.

En una de las escenas se ve a Luis Miguel, interpretado por Diego Boneta, junto a Michelle (Macarena Achaga) en un auto con dirección al aeropuerto; la joven estaba a punto de irse a vivir a Miami junto a su madre. En el trayecto el cantante intenta convencer a su hija de quedarse en el país.

Michelle lo cuestiona duramente, “¿por qué no me viste por 11 años? Me la pasé pensando que era culpa mía. Cuando te abandonan es por algo”.

Luismi se queda callado y ante la insistencia de su hija, él le hace una fuerte revelación: “Quería cuidarte, quería protegerte de mí, te juro que me gustaría saber por qué daño tanto a la gente que me quiere”.

Con esta respuesta se podría por fin contestar el por qué de su ausencia en la vida de su primogénita, a quien procreó siendo muy joven junto a Stephanie Salas.

Al final, Michelle accede en quedarse en México y compartir el mismo techo junto a su padre, y en ese mismo episodio se da a entender que se verá el fugaz romance que supuestamente tuvo Michelle con el entonces manager de Luis Miguel, Alejandro Asensi.