Instagram @romimarcos

Luego de su reciente pérdida de peso, Romina Marcos está lista para retirar sus implantes de seno

facebook

twitter

whatsapp

Email

Debido al reciente cambio de talla que ha experimentado, la hija de Niurka siente que busto “le queda grande” para su cuerpo de ahora

Aunque muchas famosas como Kylie Jenner o Eiza González lucen espectaculares y no se arrepienten de su aumento de senos, algunas celebridades de la farándula no han tenido una grata experiencia con esta operación.

Incluso hay quienes estuvieron al borde de poner su salud en riesgo por una copa C, como Michelle Renaud , quien este año retiró sus implantes, pues experimentó síntomas relacionados con la Enfermedad por Implantes Mamarios, como acné severo, manchas blancas en la piel, colitis aguda, mareos, resequedad en la piel y cansancio.

En el caso de Romina Marcos , una pequeña “falla” en lo que fue su recuperación de implantes, además de una notable pérdida de peso, la ha hecho cambiar de opinión, por lo que la actriz decidió que está lista para despedirse de la copa grande de brasier.

A través de su canal de Youtube, la hija de Niurka compartió a sus seguidores que cuando recién se hizo su operación, los doctores le recomendaron implantes que fuesen de acuerdo a su peso, por lo que se operó con 350 gramos en cada seno, sin embargo, ahora que la joven perdió más de 17 kilos, Romina ha decidido retirar los implantes.

“La verdad es que, ahora, yo no me siento tan cómoda con ellas porque si las siento grandes. Mucha gente me dice que no, pero pues así es como yo las siento. No sé, me incomoda correr. Si no tengo un sport bra o algo que me sujete bien, no puedo correr porque ‘vuelan’”, explicó la joven de 25 años.

Además de que la actriz considera que su nueva talla de brasier ya “no coincide” con el cuerpo que tiene ahora, Romina reveló que su decisión de retirar los implantes también tiene que ver con algunas secuelas en su busto que adquirió desde la primera vez que se operó cuando tenía 20 años.

La hermana mayor de Emilio Osorio compartió a sus seguidores que cuando se operó por primera vez, la joven no tuvo el reposo necesario ni tomó los cuidados correctos para que sus heridas sanaran de manera óptima, por lo que uno de sus implantes, específicamente el izquierdo, quedó más arriba que el otro, terminando con un “bulto” en la parte superior izquierda de su pecho.

“Yo sé que no se nota mucho, mucha gente no lo notaría”, explicó, “pero es algo que obviamente yo sí noto, amigos, obviamente sí lo noto”, dijo.

La actriz reveló que no se siente para nada arrepentida de su operación hace 5 años, que, por lo contrario, “era lo que la Romi de aquel momento quería y fue feliz”, sin embargo, ahora está lista para regresar a su cuerpo natural y sentirse más cómoda con prendas como bralettes, e inclusive sin usar brasier.

Romina compartió que espera lograr esta cirugía este mismo año, por lo que prometió a sus seguidores mantenerlos al pendiente de su proceso.