Instagram @ImBrookeHouts

Youtuber publica por accidente video golpeando y escupiendo a su perro; ahora es investigada por maltrato animal

facebook

twitter

whatsapp

Email

Brooke Houts se robó la atención de Internet y la policía de Los Ángeles al volverse viral el momento en el que golpea a su doberman

Amorosas fotos junto a sus mascotas vemos… desafortunados episodios de maltrato animal desconocemos.

Brooke Houts, una youtuber estadounidense con alrededor de 300 mil suscriptores en su canal, fue descubierta el día de ayer cuando, accidentalmente, publicó en cuenta un video en el que maltrató su perro doberman, llamado Sphinx, de tan sólo 10 meses de edad; las imágenes no sólo levantaron la furia sus seguidores, sino que ahora la policía de Los Ángeles investiga el caso.

En el video, la mascota se acerca a Houts para jugar mientras ella está grabando, por lo que la yotuber responde enfadada y lo golpea, arrastra e incluso escupe.

Advertencia: imágenes fuertes

El reporte de TMZ definió las imágenes del video como “desgarradoras”, avisando que “definitivamente molestaría a cualquier amante de animales… o que tuviera corazón”, donde se puede ver a la joven, no sólo golpeando a Sphinx en repetidas ocasiones, si no también gritando en su oído y empujándolo a la fuerza en el suelo.

Todo esto sucedió en medio de un video en el que Houts pretendía unirse a la tendencia de “bromas animales”, poniendo plástico en el marco de una puerta y llamando a su perro para que este quedase atrapado.

Brooke Houts no subió la broma a su cuenta, sino el video equivocado con los evidentes cortes que, por supuesto, no deseaba que sus seguidores vieran, sin embargo, para cuando intentar solucionar su error, ya era demasiado tarde.

Las imágenes se volvieron virales y no sólo el público en Internet la llamó “abusadora de animales”, sino que ahora el departamento de policía de Los Ángeles investiga a la youtuber, con el fin de confirmar la seguridad de Sphinx, que aún es cachorro de 10 meses de edad.

Brooke Houts subió el día de ayer una carta asegurando que, ni era abusadora de animales, así como tampoco había escupido a su perro; la youtuber agregó que educar a su perro es difícil, ya que contratar a un entrenador “era muy costoso”.

“La divertida y animada Brook que seguido ven en mis videos es típicamente una representación acertada de mí, pero es obvio que estoy fingiendo mi humor en este video cuando estoy claramente molesta”, explicó la influencer en un comunicado.

El morbo por destapar al “verdadero” Youtuber cuando la cámara se apaga

El maltrato animal que el Sphnix recibió fue la primera razón por la que Internet está molesta con Brooke Houts; la mentira detrás de la personalidad “amante de los perros” en la youtuber, fue la segunda.

En el canal de Houts era regular desde hace más de medio año encontrar videos de ella junto a su doberman; en gran parte su contenido se enriquecía gracias a las veces que ella lo incluía como parte de su contenido y programación; en algunos videos mostrando sus trucos, las rutinas matutinas junto a su cachorro, entre otros.

El abuso y maltrato a su cachorro demostró una hipocresía en la youtuber que, cada vez más regular, demuestra lo poco fiable que puede ser la cultura de influencers en Internet.

El éxito detrás del fenómeno de videoblogeros en Youtube tiene que ver con un sentimiento importante: la empatía, conectar con la persona que se graba a sí mismo, comparte ideas, y –casi– hasta el más mínimo detalle de su vida, sin embargo, ¿qué tan real puede ser esta empatía cuando lo que vemos no es 100% genuino?

Mientras los consumidores de Youtube buscan hacer conexión con algo “más real” de lo que podrían encontrar en el cine o televisión, por lo que cuando esta imagen perfecta se deshace, la reacción del público es de ira.

El caso de Ravana es un ejemplo de esto, cuando la youtuber mexicana molestó a todo Internet después de ser descubierta comiendo pescado; algo que no encajó para nada con su canal, el cual llegó a tener más de un millón de suscriptores por su contenido de salud y bienestar a base de dietas veganas y crudiveganas.

Un caso más reciente, el de Qiao Bilou, una influencer china quien fue descubierta por sus seguidores cuando, en video en vivo, el filtro con el que conseguía una apariencia de adolescente dejó de funcionar y mostró su rostro real: el de una mujer de 58 años.