MEZCALENT

Yuri abre su corazón y revela que estuvo a punto de suicidarse

facebook

twitter

whatsapp

Email

En el pasado, la cantante vivió momentos de oscuridad, pues a pesar de que tenía fama, dinero y belleza, no era feliz

La fama, la belleza, el dinero, sin duda, no lo es todo. Yuri abrió su corazón y compartió que a pesar de poseer lo que muchos sueñan, no era feliz y que tenía un gran vacío que casi la lleva a la muerte.

En entrevista con Karla Martínez, la veracruzana habló de ese duro episodio de su vida, ya que estuvo a punto de lanzarse por uno de los balcones de su hogar, para acabar con la soledad que estaba viviendo.

Yo escuché por primera vez la voz de Dios, aquí, audible, cuando yo me quería suicidar. Cuando yo ya iba al suicidio, ahí escuché dos voces. Escuché primeramente una voz, una voz que cuando yo la escuché, sentí miedo, no la quería escuchar pero ahí estaba, que me decía ‘quítate la vida, mira, eres muy bonita, tienes mucho dinero, eres muy famosa, pero mira, vives en tu mansión sola, nadie te quiere, es mejor que te vayas, que te quites la vida porque eso te va a hacer más feliz, te va a dar paz(…)”.

Ante eso que escuchó, se fue creyendo todas esas palabras y tomó la decisión de hacerle caso, sin embargo, una segunda voz, la que ella cree que fue de Dios, la detuvo.

“Obviamente, tomé la decisión y dije sí, tiene razón, por qué es verdad todo lo que me estas diciendo, vivo sola, tengo mucho dinero, vivo en esta mansión sola, no tengo hijos, no tengo un hombre, tengo hombres de a ratitos”, recuerda la cantante, “agarré camino para tirarme a un balcón de la casa, a un ventanal, y cuando yo iba corriendo al ventanal, que fue fracciones de segundos, escucho una voz que me dice ‘no lo hagas, yo la quito y yo la doy la vida, si tu te quitas la vida, no vas a estar conmigo, no vas a tener paz’”.

Yuri obedeció la segunda voz que le pedía que no lo hiciera. Hoy, lo agradece, ya que no se imaginaba que la vida la tendría preparado un futuro mejor, pues tiempo después conoció a su ahora esposo, Rodrigo, y pudo convertirse en madre a través de la adopción.

En esos momentos tan difíciles, contó con el apoyo de su gran amigo, Luis Miguel, quien estuvo aconsejándola y demostrándole su amistad de manera incondicional.

“No fuimos pareja, no hubo química, él era guapísimo, estaba en su apogeo (…) me hubiera dejado turulata, como a todas”, contó entre risas.