Meghan Markle revela que perdió un bebé

Getty Images

Meghan Markle relata su desgarradora historia: tuvo un aborto espontáneo este año

facebook

twitter

whatsapp

Email

"Sabía que, mientras abrazada a mi primogénito, estaba perdiendo al segundo”, la duquesa de Sussex compartió su conmovedor testimonio

Meghan Markle sorprendió con una fuerte y desgarradora confesión que hizo: perdió a su segundo bebé en julio de este 2020. Así lo dio a conocer a través de una columna de opinión del periódico The New York Times, la cual lleva por título “Las pérdidas que compartimos”.

La duquesa de Sussex narró cómo fue que ocurrió y estremeció al mencionar que, mientras tenía a su primogénito en brazos, estaba sufriendo un aborto espontáneo.

“Era una mañana de julio que comenzaba tan ordinariamente como cualquier otro día. Recojo mi cabello en una cola de caballo antes de sacar a mi hijo de su cuna. Después de cambiarle el pañal, sentí un fuerte calambre. Me dejé caer al suelo con él en brazos, tarareando una canción de cuna para mantenernos a ambos tranquilos”, mencionó Meghan, “Sabía que, mientras abrazada a mi primogénito, estaba perdiendo al segundo”.

Tras esta situación, fue llevada al médico y ahí contó cómo fue que se sintió tras haber perdido a su bebé; en esos momentos tuvo el apoyo incondicional de su esposo, Harry.

“Horas más tarde, yacía en una cama de hospital, sosteniendo la mano de mi marido. Sentí la humedad de su palma y besé sus nudillos, mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías parejas blancas, mis ojos se pusieron vidriosos, traté de imaginarme cómo nos curaríamos”, escribió la exactriz.

Ante esta terrible experiencia, reflexionó sobre la importancia de preguntar “¿Estás bien?”, ya que considera que es una forma en la que se puede lograr sanar. Y recordó la vez que un periodista le hizo está pregunta, mientras se encontraban de gira por Sudáfrica y ella no estaba del todo bien.

“El año pasado cuando Harry y yo estábamos terminando una larga gira por Sudáfrica, yo estaba agotada. Estaba amamantando a nuestro hijo pequeño y estaba tratando de mantener una cara valiente ante los ojos del público. ‘¿Estas bien?’, me preguntó un periodista. Le respondí con sinceridad, sin saber que lo que decía llegaría a tantas personas”.

Ella asegura que lo que más le ayudó fue la pregunta que le hizo: “Responder honestamente no fue lo que más me ayudó, sino que fue la pregunta en sí. ‘Gracias por preguntar’, dije”.

En ese mismo texto recordó el sentimiento de tristeza que los inundaba, tras haber perdido un hijo y, sin entrar en detalles, mencionó una de las mejores maneras para superar una tragedia de esta magnitud.

“Sentada en una cama de hospital, viendo cómo se rompía el corazón de mi esposo mientras trataba de sostener los pedazos rotos del mío, me di cuenta de que la única forma de comenzar a sanar es cuestionarse primero: ‘¿Estás bien?’.

Markle también mencionó que pese a que un aborto espontáneo es una situación por la que pasan muchas mujeres alrededor del mundo, sigue siendo un tema del cual no se habla.

“En el dolor de nuestra pérdida, mi esposo y yo descubrimos que en una habitación de 100 mujeres, entre 10 y 20 habrían sufrido un aborto espontáneo. Sin embargo, a pesar del asombroso parecido de este dolor, la conversación sigue siendo tabú, llena de vergüenza y perpetua un ciclo de duelo solitario”, se lee.