Gerard Piqué desmiente separación de Shakira con video de su gira mundial

Piqué habla de sus primeros 10 años de amor con Shakira

facebook

twitter

whatsapp

Email

El futbolista recordó cómo fueron las primeras miradas con la cantante en Sudáfrica

“Gané el título más grande que uno puede conseguir y conocí al amor de mi vida. Salí de Sudáfrica siendo una persona diferente y viví una experiencia inolvidable”, dijo Piqué visiblemente emocionado en una entrevista al diario L’Esportiu , en la que recordó los primeros momentos con Shakira .

Ya pasaron 10 años desde que Piqué y Shakira cruzaron miradas en el Mundial de Sudáfrica, donde él salió victorioso con la copa del mundo y la cantante fue la encargada de interpretar el tema principal de la competencia deportiva, Waka Waka.

Y fue justo en la grabación del video de la colombiana donde surgió el amor. Me acuerdo perfectamente que se acercó y me dijo: "'Voy a ganar este mundial porque quiero verte al final del torneo e invitarte a una cena romántica. Y lo cumplió", contó Shakira en una entrevista para el canal E!

Por su parte Piqué explicó que para él ese mundial no empezó nada bien: "En el primer partido me abrieron la ceja, en el segundo el labio, y en dos días, en un entrenamiento, me dieron un pelotazo en la boca y me abrieron de nuevo el labio. Recuerdo a Vicente del Bosque diciendo: 'Pero qué mala suerte que tiene este chico'. Pero sí: me rompí la cara por España", pero que al pasar de los partidos, veía más cerca la posibilidad de cumplirle la promesa de la cita a Shakira.

Aunque ya tienen 10 años juntos y mucho se habla de que son una de las parejas más bonitas y estables del espectáculo, lo cierto es que ambos le huyen al matrimonio: "El matrimonio me asusta. No quiero que me vea como su esposa, sino más bien como su novia. Es como esa fruta prohibida, prefiero mantenerle atento y que piense que todo es posible dependiendo de su comportamiento", dijo ella en 2018, al aclarar que los rumores de boda que tanto se difundieron en 2013 eran falsos.

Y parece que la fórmula les ha funcionado, pues en esta cuarentena parece que ambos la han pasado muy bien y le han sacado provecho, tanto que ella se graduó en filosofía y ahora se dieron a la tarea de aprender a andar en patineta juntos.

La pareja tiene dos hijos, Milan, de siete años y Sasha de cinco, y por lo que se ve, el flechazo seguirá y seguirá, pues se les ve tanto o más enamorados que hace una década.