Ver video

Shakira vende sus canciones a una compañía británica: 'mi música no me pertenece a mí'

facebook

twitter

whatsapp

Email

La cantante hizo el negocio con 145 canciones, todo en medio de una crisis de delitos fiscales en España

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Shakira por fin se decidió y entró a la lista de músicos que vendieron su catálogo musical. Al puro estilo del mismísimo Bob Dylan, la cantante vendió el 100% de los derechos sobre su música a la compañía británica Hipgnosis Songs Fund Limited.

El negocio constó de vender 145 canciones que van desde el primer disco grabado en 1991 hasta ahora, que Shakira ha logrado vender más de 80 millones de discos, lo que la hace la artista latina más rentable de los últimos años.

Por el momento nadie sabe el monto exacto que le pagaron por las canciones, pero sí se dio a conocer que su música seguirá siendo manejada por Sony, por lo menos los siguientes siete años.

Tras la firma del arreglo con Hipgnosis, Shakira publicó en un comunicado: “Cada canción es un reflejo de la persona que era en el momento en que la escribí, pero una vez que una canción sale al mundo, no solo me pertenece a mí, sino también a quienes la aprecian. Me siento honrada de que escribir canciones me hayan dado el privilegio de comunicarme con los demás, de ser parte de algo más grande que yo”.

Por su parte, la compañía que ha dirigido la carrera de figuras como Beyoncé y Elton John, respondió: “Es maravilloso para nosotros dar la bienvenida a Shakira, la reina de la música latina y mucho más, a la familia Hipgnosis”.

Al parecer todos los involucrados en este contrato están felices, más porque los bonos mediáticos de la cantante volvieron a irse al cielo después de su presentación en el Super Bowl del año pasado, lo que reafirmó su éxito arrasador desde hace 25 años.

Pero no todo es miel sobre hojuelas, la transacción es de cuidado si pensamos que se logró justo en medio de una crisis mundial que ha dejado en severos problemas económicos a la industria de la música, por lo menos en lo que a espectáculos en vivo se refiere.

Eso sin olvidar que la intérprete de ‘Girl like me’ sigue acusada de seis delitos fiscales en España, donde, según el diario El País, hace unos años pagó 24 millones de euros para regularizarse con los impuestos que evadió de 2011 a 2014, años en los que ganó casi 35 millones de euros y dejó de pagar 14,5 al fisco.