Reuters

'La falta de vaginas': así recordaron la ausencia de mujeres nominadas en los Oscar

facebook

twitter

whatsapp

Email

Chris Rock y Steve Martin abrieron el show hablando de la falta de mujeres en la categoría a Mejor Director

En 92 ediciones de los premios Oscar , sólo cinco mujeres han competido en la categoría a mejor director y sólo una ha ganado: Kathryn Bigelow (The Hurt Locker, 2009).

Steve Martin y Chris Rock fueron los encargados de abrir la ceremonia de este año, y lo hicieron con un comentario con el que reclamaron la poca atención que las mujeres cineastas –y en general en la industria del entretenimiento—suelen recibir: “la falta de vaginas”.

“Tantos directores increíbles este año”, expresó Chris Rock, a lo que Steve Martin dijo que pensaba que algo había hecho falta. ¿Vaginas?”, contestó Chris en el momento que rápidamente se volvió comentado en redes sociales.

Los actores hicieron referencia a las mujeres que no recibieron una nominación en esta edición; horas antes, Natalie Portman pasó por la alfombra roja del Teatro Dolby de Los Ángeles, California, con un vestido Dior que contó con los nombres de las cineastas que no fueron tomadas en cuenta como Lorene Scafaria de Hustlers, Greta Gerwig de Mujercitas, Lulu Wang de The Farewell, Marielle Heller de A Beutiful Day, entre otras.

Estas protestas y comentarios ponen los reflectores sobre una cifra que, en pleno siglo XXI, es devastadora y no hay argumento que refute lo evidente: la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas está dominada por hombres y margina a las mujeres; incluso las condena a conformarse con premios menos importantes.

Este año no es la excepción. Aquel lunes 13 de febrero, muchas y muchos que esperábamos con ansia la lista de los nominados a los Oscar nos quedamos con las ganas de que Greta Gerwing, directora de Mujercitas (2019) , lograra la nominación en la categoría de Mejor Director. A pesar de que la película tiene otras cinco nominaciones a premios importantes, entre los que están mejor película y guión adaptado.

La ausencia de Gerwig en esa categoría alimentó la polémica de sexismo que lleva años haciendo sombra a los premios. Y ahí están los números: del 2007 al 2019, las mujeres fueron superadas 20 a 1 por los hombres en nominaciones por dirección, según una investigación de la Fundación Annenberg . Eso sí, el 2019 fue el primer año en toda una década en que el 10% de las películas que se consideraron como “mejores películas” fueron dirigidas por mujeres.

Lástima que este 2020 sea el tercer año consecutivo en que ninguna es nominada a mejor directora.

¿Y por qué no las nominan? De algún modo, se sigue pensando que la ausencia de nominaciones femeninas se debe a que las películas dirigidas por mujeres no tienen éxito en taquilla o tocan temas que no importan más que a ellas mismas.

Pero nada más alejado de la realidad. En 2019, a las películas dirigidas por mujeres les fue bien en taquilla; ahí están High Life de Claire Denis, Capitana Marvel de Anna Boden, Varda por Agnès de Agnès Varda, Booksmart de Olivia Wilde y Frozen 2 de Jennifer Lee.

Incluso de las 100 películas del año, 12 fueron dirigidas por mujeres, buen número contando las cinco del 2018.

Y las mujeres no blancas enfrentan problemas aún más complejos y duros. Según el mismo estudio de inclusión, dirección y género, en los últimos cinco años más de la mitad de las películas distribuidas por grandes compañías no tenían ninguna mujer afroamericana.

Pero más allá del caso Gerwig y los Oscar, la lucha de las mujeres por conseguir más y mejores espacios se ha fortalecido de muchos frentes. Ahí está el poderoso discurso de Cate Blanchett en 2017 contra el machismo y la imposición de estándares de belleza inalcanzables para la mayoría de las mujeres, que además llegó en el contexto del primer #MeToo y el famoso caso de Harvey Winstein

"Aquellas cuya presencia física y estética ha sido integrada de manera inconsciente como parte de quienes son. Esas mujeres que saben que su aspecto no tiene porqué significar todo lo que son sino, simplemente, una extensión de ellas mismas [...] A todas nos gusta vernos sexys, pero esto no significa que queramos tener sexo contigo”, dijo Blanchett.

Declaraciones como esa importan. Importa que pongamos atención en estas batallas, que aunque lejanas, son representativas de cómo se configura el mundo, incluso para aquellas mujeres que gozan de privilegios como la educación, el dinero y la posición social.

¿Los Óscar son masculinos? Definitivamente. Masculinos y blancos. Aún hoy, en pleno 2020, la representación en los premios más importantes del cine mundial es 68% masculina y 84% blanca.

Y no se trata de pedir que se premien películas porque sí, se trata de que las mujeres tengamos las mismas oportunidades de hacer, sin importar que la competencia sea dura.