Adriana Nieto fue reemplazada por Irán Castillo en Locura De Amor.

Televisa

Adriana Nieto revela por qué se negaba a besar a Juan Soler en ‘Locura de Amor’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz se confesó inmadura en ese momento y se arrepiente de haber tratado así a quien fuera su coprotagónico

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Hace ya 20 años que Adriana Nieto protagonizó una de las telenovelas juveniles más exitosas de México: Locura de amor. A pesar de ese éxito, Adriana decidió no continuar en el espectáculo. En su momento salieron muchos rumores sobre los motivos de este distanciamiento de los sets de televisión, el más fuerte es que tenía un carácter difícil, que se le subió la fama muy rápido a la cabeza y que nadie quiso compartir más trabajo con ella.

Los rumores de inicio no fueron infundados, pues es verdad que muchos de sus compañeros padecieron algunas de sus actitudes, principalmente su coprotagonista de ese entonces, Juan Soler, a quien ella se negó a besar en más de una ocasión llegando a acusarlo de oler a alcohol.

La enemistad entre los dos se mantuvo no sólo mientras se grabó la novela sino que traspasó la pantalla y los años y no se dirigieron la palabra por mucho tiempo.

Ahora, después de dos décadas de aquella experiencia, ella por fin reveló los verdaderos motivos por los que no tuvo una buena relación laboral con Soler. Y es que según dijo, el estrés que sentía por su actuación, más la convivencia diaria y su inmadurez fueron suficientes para hacerla estallar en contra de él cada vez que debían llevar a cabo alguna escena.

Su relación terminó muy mal, sin embargo Adriana acepta que con el tiempo, a pesar de todo, él le dio una lección muy importante, pues en una ocasión la llamó para preguntarle si podía recomendarla para un proyecto.

"Eso para mí fue una gran lección de vida, fue un ejemplo de su madurez y de su educación y dije ‘Juan mil gracias’ ", aseguró Nieto.

Aunque no se quedó en el proyecto para el que Juan la recomendó, esa acción la hizo reflexionar y arrepentirse por cómo lo había tratado en el pasado, y fue muy clara al reconocer su error.