El actor destapó el crimen del que lo acusó su hija hace años

Instagram

Estas son las razones por las que Andrés García no quiere ver a su hija

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor no quiere saber nada de Andrea García, a quien dice hasta tiene bloqueada.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Desde finales de 2019, Andrés García se tomó muy en serio su papel en redes sociales, y en vista de su mala salud, el actor adelantó que estaría contando sus mejores anécdotas del espectáculo y de su vida en general, pues asegura que desde que nació, su paso por el mundo ha sido muy interesante.

En medio de toda la sinceridad sobre su realidad familiar, el actor dejó notar que la relación con sus hijos nunca fue perfecta, y aunque ahora se lleva muy bien con Andrés Jr. y Leonardo, no quiere saber nada de su hija Andrea, de quien se distanció hace cerca de 15 años.

Pese a que Andrés ha sido muy abierto sobre sus filias y fobias familiares, sobre su relación con Andrea se mantienen muchas incógnitas, como ¿cuál fue el verdadero motivo por el que su relación se rompió de manera definitiva?

Según el actor, él nunca vio bien que ella se metiera con gente que no le convenía, pues dice que una “religión extraña” le lavó el cerebro y ella cambió mucho. Después el actor insinuó que ella no andaba en buenos pasos y se relacionó con gente muy peligrosa.

Pero parece que en realidad las cosas son más simples, pero también más duras y personales, pues se sabe que el actor no perdona que Andrea haya asegurado en sus redes que Andrés había abusado de ella, lo cual él desmintió de inmediato y de manera tajante. Este fue el motivo por el que él se alejó definitivamente de ella y hasta declaró que para él “ella estaba muerta”, pues él habría sido incapaz de pensar siquiera en lastimarla o propasarse con ella, pues era su hija, y menos cuando le sobraron mujeres adultas, que se interesaron en él.

Ante este panorama, hoy se sabe que además de tenerla bloqueada en redes sociales, Andrés le habría pedido a su esposa, Margarita Portillo, que nunca le pase llamadas de ella, en caso de que se le ocurra tener contacto con él cuando esté atravesando por sus últimos días de vida. Y con ello se echaría por tierra el rumor de que Andrés y su hija habían vuelto a hablar para reconciliarse.