INSTAGRAM

Por primera vez, Verónica Castro revela cómo ha sobrellevado la muerte de su madre

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz recordó las últimas palabras que le dijo doña Socorro antes de morir

El 24 de abril de este año fue un día que marcó para siempre la vida de Verónica Castro , ese día le tuvo que decir adiós a su madre, Socorro, quien falleció a la edad de 85 años.

Desde que se dio a conocer esta triste noticia, la actriz no había hablado de cómo iba sobrellevando la pérdida, pero fue a través de una charla con la comunicadora Janet Arceo para Radio Fórmula que abrió su corazón y reveló algunos detalles de cómo ha vivido su duelo.

La protagonista de telenovelas comenzó contando cómo fue que la salud de su mamá comenzó a tener problemas; todo inició desde una caída que tuvo en casa, que no solo repercutió en la vida de doña Socorro, también en la vida la artista.

Hace cuatro años que se cayó mi mamá y que realmente ya no se pudo reponer y yo tampoco. Fue un tiempo difícil, ahora me estoy como reponiendo pero decía yo ‘por qué no puedo caminar, por qué no me puedo parar, por qué no puedo correr, por qué no puedo hablar’. La voz me temblaba, la voz mal, una cosa bien extraña pero yo creo que era cosa de lo mismo”, declaró la madre de Cristian Castro.

Sobre el día de su partida, Verónica tuvo unaúltima charla con su madre y reveló un importante consejo que le dio.

Fue irremediable, se fue y es como que te queda un hueco muy raro que no quisiera que sintiera nadie. Es que esa mamá era para mí muy especial porque además me manejaba la vida, ya en sus últimas palabras me dijo ‘yo a ti como hija tendría que haberte soltado un poquito más la rienda porque no quiero dejarte tan sola’”, recordó muy conmovida la también presentadora.

Ese suceso no solo cambió su vida, emocionalmente marcó a Cristian pues siempre fue como un hijo más para doña Socorro.

Sufrí mucho con lo de mi mamá y entiendo a mi hijo que lo sigue sufriendo porque prácticamente era la mamá que lo cuidaba”, mencionó Castro.

Verónica está orgullosa de quien fue su madre y de los consejos que le dio que la convirtieron en la mujer que es ahora; para ella su madre fue una “gran maestra de vida”.

Estoy muy bien, así sola. Le di las gracias de que me dejó así y de que me forzó muchas cosas de que ‘tienes que trabajar, tienes que ir, tienes que venir, corre, si ella puede tú también puedes’, puras cosas positivas que ahora las veo y digo ‘qué fuerte, qué fuerte era mi mamá’ (…) fue una gran maestra de vida”.