NoSystem images/Getty Images

Seis tips para tener una lactancia exitosa

facebook

twitter

whatsapp

Email

Así es como se puede aprovechar mejor darle pecho a nuestros hijos y cuidar de nuestro cuerpo

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Esta primera semana de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia, un tema importantísimo para las mujeres madres que están pasando por esta etapa de la crianza pero también para que el resto del mundo sepa cómo respetar los procesos de cada mujer lactante.

Dar pecho a un bebé parece fácil o un hecho natural, pero lo cierto es que muchas veces la naturaleza no es tan sabia como pensamos y el cuerpo de las madres tiene su propio proceso, lo que puede dificultar que esta práctica sea muy difícil, dolorosa y frustrante.

Cuidar del proceso de lactancia no sólo se limita a procurar que el niño mame hasta saciarse, implica que las madres cuiden de su cuerpo y de sus emociones al respecto. Para ello vale la pena acudir a un médico por el mejor consejo posible, pero hay actos generales que pueden ser de mucha ayuda, por ejemplo:

1. Usar cremas reparadoras. La hidratación de la piel es una de las necesidades más importantes después de parir. Se sabe que la mayoría de las mujeres y personas gestantes experimentan sensaciones de pezones sensibles debido a cambios hormonales que agudizan el dolor y la inflamación de las mamas, así que más vale tener bien hidratada la zona para evitar lesiones que pueden ser muy dolorosas.

2. Pezoneras y brasieres a la medida son dos de los instrumentos indispensables para este proceso. Y es que incluso independientemente de que optes por la lactancia o no, un sujetador adecuado te ayudará a mantener sanos y en buena posición los pechos, lo que hará menos incómoda la inflamación que suele venir después del embarazo.

Teniendo estos dos aspectos cubiertos como una mamá que ama a su propio cuerpo, vale la pena tomar en cuenta lo siguiente:

3. Lactancia a demanda, más allá de los horarios establecidos por los médicos, muchas madres han documentado que dar pecho a sus bebés cuando ellos lo piden crea una sincronía armoniosa con la producción de leche y con la eliminación de malestares corporales para ellas. Los ciclos naturales a veces suelen funcionar muy bien.

4. Posición correcta del cuerpo, y es que la baja producción de leche y las grietas en los senos están relacionadas con una mala postura para amamantar.

5. No lo arranques del seno intempestivamente para no lastimarte ni frustrar al bebé, y desde los seis meses considera darle otros alimentos adicionales a la leche materna.

6. Por último pero no menos importante: sé paciente contigo misma, cada cuerpo y cada mamá tiene su propio ritmo y nadie más que tú sabe cuál es el proceso de entendimiento con tu bebé. Y para ayudar a tu cuerpo a producir más y mejor leche, expertos de todo el mundo recomiendan en general bajarle al estrés y tomar agüita para estar bien hidratada, pero no todo es fácil, así que si requieres de más ayuda médica, buscarla y aceptarla no te hace una mujer insuficiente o una mala madre; el amor maternal no depende de ello.