null: nullpx

7 Formas de lucir un palazzo o romper sin morir en el intento

Priscila Arias nos comparte todos los pros y contras de este tipo de prendas con el episodio "Felizmente: reto palazzo"
Publicado 25 Feb 2020 – 06:04 PM ESTActualizado 25 Feb 2020 – 07:34 PM EST
Comparte
Default image alt

“Elizabeth, ha regresado la fiebre de sábado por la noche”, así comenzó Priscila Arias su episodio de esta semana en Felizmente, todo esto, haciendo referencia a una de las prendas más cómodas y esperadas por la temporada de primavera: el palazzo.

La Fatshionista está convencida de que los rompers o palazzos son el mejor look para las próximas épocas de calor, pero para estar seguros de esto, vale la pena poner a prueba al híbrido entre vestido y pantalón.

“Las uñas que tu tía se carga, tipo Rosalía, y los cierres chiquititos, no se llevan: ¡lo acabo de vivir con este palazzo. Es un problema cerrarlo”, explicó.

Sí es un tema lo del cierre, siento que lo tiene muy arriba y se está poniendo difícil el utilizarlo
Cargando Video...
Felizmente: ¿Te atreves a usar palazzos y rompers durante 7 días seguidos?

Contras: es una lata cerrar y abrir esta prenda

Alcanzar los cierres, definitivamente puede ser un problema, por lo que Priscila Arias recomienda que sea un punto a considerar a la hora de comprar palazzos y rompers.

Entre otros de los problemas más comunes con esta prenda fue combinarla siendo toda de un mismo tono; colores como el rojo volvieron difícil estilizar el look sin que pareciera mameluco o disfraz.

Pros: la mejor prenda para días de calor

Telas como algodón o lino son perfectas cuando se trata de estas prendas. Para un look de domingo de día de campo durante primavera-verano, un romper corto con un suéter largo y tenis es lo ideal.

Entre otras de las ventajas de este estilo hay que destacar su versatilidad. Pris usó su creatividad y le dio una segunda vida a un palazzo formal, usando una playera de algodón arriba, amarrándole un nudo.

Haz un nudito en la playera sobre tu palazzo, que sea en la parte más angosta de tu cintura ¡y ya estás!
Comparte