Francois Durand/Getty Images

Anna Wintour ofrece disculpas porque Vogue ha sido hiriente e intolerante

facebook

twitter

whatsapp

Email

La editora de la famosa revista de moda, reconoció que Vogue no ha sido incluyente con la comunidad negra

Tras el doloroso asesinato de George Floyd en Estados Unidos, que destapó lo más rancio del racismo en el mundo, muchas cosas han pasado, entre ellas: violentas protestas, discusiones públicas de cómo debe reacomodarse la cultura para eliminar el racismo y, claro, el pronunciamiento de celebridades que se arrepienten de no haber hecho lo suficiente o incluso aprovecharse de la comunidad negra en el mundo, sobre todo la afroamericana.

Dentro de esta última categoría, la de los famosos pronunciandose contra el racismo, están las declaraciones de Anna Wintour, la famosa editora de la revista Vogue, quien ha pedido perdón por no haber hecho lo suficiente desde su posición para ayudar a que la comunidad negra tenga el lugar que merece.

“Quiero comenzar reconociendo sus sentimientos y expresando mi empatía hacia lo que muchos de ustedes están pasando: tristeza, dolor e ira también (...) Quiero decir esto especialmente a los miembros negros de nuestro equipo. Solo puedo imaginar cómo han sido estos días. Pero también sé que el dolor, la violencia y la injusticia que vemos y de los que hablamos han existido durante mucho tiempo. Reconocerlo y hacer algo al respecto está retrasado”, escribió en una reveladora nota para Page Six .

“Quiero decir claramente que sé que Vogue no ha encontrado suficientes maneras de elevar y dar espacio a los editores, escritores, fotógrafos, diseñadores y otros creadores negros. También hemos cometido errores al publicar imágenes o historias que han sido hirientes o intolerantes. Asumo toda la responsabilidad por esos errores", siguió la editora inglesa.

La nota con el mensaje de Anna fue enviada a los empleados de Vogue tres días antes de que Adam Rapoport, el editor en jefe de la plataforma Bon Appétit renunciara por tener un historial de representaciones racistas en su instagram personal, lo que para muchos explicó algunas controversias sobre inequidad salarial y racismo dentro de Condé Nast, uno de los grupos editoriales más influyentes en el mundo.

Al parecer Anna tuvo que poner las barbas a remojar y curarse en salud antes de que viniera la cancelación masiva de la revista en esta dinámica de las redes sociales y los medios que, en un afán de revisionismo histórico sobre las desigualdades, está señalando duramente los errores de las grandes empresas, monopolios culturales y personalidades que no se han cuestionado sus privilegios y se han aprovechado de los más desfavorecidos.

Te podría interesar: ¡Ay, qué prieta, no!: la frase de Bárbara de Regil que muestra lo común del racismo en México

“Quiero decir claramente que sé que Vogue no ha encontrado suficientes maneras de elevar y dar espacio a editores, escritores, fotógrafos, diseñadores y otros creadores negros. También hemos cometido errores al publicar imágenes o historias que han sido hirientes o intolerantes. Asumo toda la responsabilidad por esos errores (...) Sé que no es suficiente decir que lo haremos mejor, pero lo haremos, y sepa que valoro sus voces y respuestas a medida que avanzamos. Estoy escuchando y me gustaría escuchar sus comentarios y sugerencias si desea compartirlos”, terminó el escrito la editora de 70 años, quien es una de las figuras más importantes en toda la industria de la moda.

Y no es la única que ha decidido replantearse el racismo, esta semana también Justin Bieber aceptó haberse aprovechado de la comunidad negra para su propio beneficio. Me inspira la cultura negra. Me he beneficiado de la cultura negra ”, escribió Bieber en un comunicado en redes sociales. "Mi estilo, cómo canto, bailo, actúo y mi moda han sido influenciados e inspirados por la cultura negra”, escribió. Y parece que vienen más, pues a la lista también se sumó Marta Kauffman, una de las creadoras de la icónica serie Friends , quien se disculpó por no tener diversidad racial en la serie.