Shakira y Piqué acuden a la firma de su acuerdo de separación.

Así fue el reencuentro de Shakira y Piqué para firmar su separación

facebook

twitter

whatsapp

Email

Medios españoles reportan que al punto final de esta historia lo marcó un desaire.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Según el diario español El Mundo, a las 9:30 de la mañana de este jueves, Shakira y Piqué se reunieron en el Juzgado de Primera Instancia y de Familia Nº 18 de Barcelona para firmar su acuerdo de separación y dar por terminada su historia juntos como pareja.

Por lo que se sabe, pese a que no estaban casados, la pareja enfrentó un largo camino legal para finiquitar su relación a modo en que ambos estuvieran claros y de acuerdo con la custodia de sus hijos, su lugar de residencia y otros temas alrededor de su educación, su convivencia familiar y su bienestar en general.

Así pues, tanto este diario como otros medios reportaron que la reunión fue muy corta, pues duró apenas 15 minutos en la que tanto la cantante como el exfutbolista estuvieron muy serios, casi con mala cara, y ninguno de los dos se dirigió palabra o miradas. Resalta que, según los detalles de quienes presenciaron el encuentro, cada uno entró por una puerta distinta al juzgado: él por la puerta delantera, la del acceso principal de Gran Vía, mientra ella hizo lo propio por la puerta de atrás de L'Hospitalet de Llobregat.

Al estar ahí, él permitió que ella firmara primero el acuerdo que después rubricó él, y con ese breve acto, se acabaron 11 años de relación de la que nacieron sus dos hijos.

Tras esta firma, también queda por sentado que la cantante esperará los primeros días de enero para mudarse con sus hijos a Miami, en lo que promete ser una nueva etapa para los niños y una nueva vida para ella, todo después de estos intensos meses de rumores, llantos y desencuentros con el papá de sus hijos, quien ya está en una nueva relación amorosa con una joven de 23 años que trabaja para él.

Finalmente, a la salida de la firma, a la que ella asistió de negro, con gafas oscuras y un abrigo de la nueva colección de Burberry, y él con gorra, camiseta blanca, camisa de mezclilla y chamarra negra, ambos evitaron dar más declaraciones pese al acoso de la prensa que acompañó a cada uno mientras se retiraban del lugar en un ambiente tenso, por lo que se intuye que de esta relación no tienen nada más qué decir.