16. Lady Di: Murió en París, en el túnel del puente del alma, en un accidente automovilístico. Dicen que fue víctima de una conspiración.

Guardaespaldas de Lady Di dice que ella no debió estar en París el día de su muerte

facebook

twitter

whatsapp

Email

Colin Tebbutt asegura que ella debía estar en Londres tres días antes del 31 de agosto

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El próximo 1 de julio Lady Di habría cumplido 60 años, y con motivo de esa esperada fecha para muchos de sus seguidores, algunos medios están revelando detalles poco conocidos de sus últimos días.

Una de las declaraciones más sorpresivas fue la de uno de sus guardaespaldas, Colin Tebbutt, quien dijo al diario británico Daily Mail que Diana no debió estar en París aquel 31 de agosto de 1997. Según Tebbutt, el itinerario de Diana marcaba que ella debía estar en Londres tres días antes, es decir, el 28 de agosto, cuando tendría que haber regresado de sus vacaciones en la Costa Azul.

Tebbutt remarcó que los cambios de planes surgieron de último minuto sobre el Jonikal, barco de Dodi Al Fayed, entonces pareja de Diana. Al pasar tres días más de los que se esperaba originalmente, ambos volaron a París para regresar a Londres, donde ya los esperaba un montón de ataques políticos conservadores donde se le acusaba de aprovechar viajes de trabajo para promocionarse a sí misma.

“No volvió el jueves como estaba planeado porque los tories estaban contra ella por la cuestión de las minas. La acusaban de usar la campaña para potenciar su propia imagen, lo que resultó muy desagradable y le causó un gran enfado. Así que se puso en contacto con nosotros y nos dijo que no quería todo ese fastidio que la esperaba al volver al Reino Unido y que ya regresaría el fin de semana”, reveló Tebbutt.

Según el guardaespaldas, chofer y ayudante de Diana, si ella hubiese seguido el calendario original, estaría viva.

Diana de Gales murió el domingo 31 de agosto de 1997 en el túnel Place de l’Alma de París tras una persecución a más de 100 km/h. Su coche se estrelló contra el decimotercer pilar del túnel. Al accidente sólo sobrevivió Trevor Rees-Jones, su otro guardaespaldas que viajaba como copiloto del Mercedes S280.