Andrea Legarreta cuenta cómo fue el día que rechazó a Luis Miguel

facebook

twitter

whatsapp

Email

La conductora dijo, entre broma y broma, que sí se arrepintió después.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Si algo no se le puede negar a Andrea Legarreta es que, antes de ser esposa de Erik Rubín, tuvo un montón de pretendientes. Lo que no sabíamos es que Luis Miguel había estado entre ese grupo de hombres.

O por lo menos eso es lo que contó recientemente la conductora, quien después de hacer el programa Hoy, tuvo una plática con varios medios afuera de Televisa, y tras contar cómo quería pasar su cumpleaños número 51, y que no había tenido contacto con Paulina Rubio después del fallecimiento de su mamá, Susana Dosamantes, respondió sorprendida sobre cómo fue que rechazó a Luis Miguel.

Sin mayor alarde, Legarreta dijo que le daba pena hablar de la circunstancia porque ni siquiera siente que sea tema. Pero ante la insistencia de varios reporteros, dijo que aprovecharía el momento para aclarar que no es que él la invitara a salir o se le insinuara de alguna manera, sino que la invitación fue para estar en una reunión junto con otras personas, por lo que descarta que él tuviera una intención amoroso en ella.

“Él iba a tener una cena, seguramente ni lo ha de recordar, en su casa, no era algo conmigo específicamente, lo que pasa es que a veces se mueven las cosas. Iba a tener una cena, iba a invitar a unos amigos y entonces yo recibí su invitación, pero la verdad es que no fui pero no porque fuera a pasar algo ni nada, o sea, fue una situación que... ¡ay qué pena! me da pena hablar de ese tema, siento que ya pa’ qué”, dijo con risa nerviosa.

Finalmente, cabe recordar que lo de Luis Miguel lo contó la misma Andrea en una entrevista con Adela Micha, donde muy escuetamente contó que en su juventud había tenido que rechazar la invitación del cantante, pero que a ella le fascinaba como artista y babeaba por él, como todas las niñas de su edad en ese momento.

Sí me arrepentí, me arrepentí con los años porque yo tenía novio [...] Eduardo, duré con él como siete años y cacho, una vida y entonces yo lo quería mucho y dije: ‘¿Por qué voy a ir a cenar si tengo novio? No, muchas gracias, no puedo’”, dijo en aquella entrevista.