En una acalorada discusión, Luis Rey amenaza de muerte a Marcela Basteri

Especial

Andrés García dice que Luisito Rey le pidió ayuda para deshacerse de la mamá de Luis Miguel

facebook

twitter

whatsapp

Email

El actor explicó a un programa argentino que Luisito le pidió contratar un sicario; después explotó por fallas técnicas y terminó la entrevista

Además de ser conocido por su prolífica carrera actoral, Andrés García también es conocido por su carácter temperamental y explosivo. Así que haciendo alarde a esa polémica faceta, el actor no se detuvo a disimular su descontento en un programa argentino en vivo y explotó en plena entrevista mientras contaba cómo el papá de Luis Miguel le pedía ayuda para deshacerse de su esposa.

Todo comenzó cuando Andrés entró al aire al programa Confrontados y fue cuestionado sobre Marcela Basteri, madre de Luis Miguel, y la supuesta anécdota que asegura que Luis Rey le pidió a él que le ayudara a contratar un sicario para deshacerse de ella.

En Confrontados presentaron una entrevista anterior de Andrés donde dijo con detalle cómo Luisito Rey lo había mandado a llamar desde España, argumentando que Luismi tenía un problema, para después citarlo en una casa y pedirle que le ayudara a desaparecer a Marcela Basteri.

Andrés explicó que en el momento en que puso el pie en la casa donde lo citó Luis Rey, él entendió de qué se trataba y sospechó que algo andaba mal y decidió retirarse.

"Luis me mandó a llamar aquí a España diciéndome que Miki tenía un problema. Y no, el problema era él que quería matar a Marcela. Lo mandé al carajo (...) El que dude que él fue, está mintiendo. Eso está más claro que el agua", dijo Andrés en una entrevista anterior a Confrontados.

Lamentablemente, para esta ocasión las cosas se empezaron a poner mal porque justo cuando llegó al punto álgido en el que contaba el momento en el que sospechó que algo pasaba con Marcela Basteri, ladró un perro que mandó a callar y los otros conductores del programa se rieron.

¿Qué pasa ahí? A mí no me gusta que se rían de mí, vámonos entendiendo con los payos esos que están hablando ahí. Hablo en serio. A reírse de su mamá, yo soy un hombre serio”. Gritó Andrés, visiblemente molesto.

La conductora, Marina Calabró, intentó explicarle que no se reían de él sino de la circunstancia con el perro pero la incomodidad de Andrés aumentó cada vez más y reclamó que antes de entrar al aire, cuando ya estaba conectado escuchó que se burlaron de él y la relación que mantuvo con Mónica Guido, una exvedette y actriz argentina.

Andrés repitió que no entendía las risas ni por qué se burlaban de su relación con una mujer tan guapa como Mónica y terminó su participación en el programa con un: “¡A esos pendejos no los quiero ahí o se acabó la entrevista! A reírse de su mamá. Vamos acabando esta entrevista. Córtenle. ¡Se acabó, a la chingada!".

El actor colgó la videollamada y Marina quiso componer la situación remarcando lo enojado que estaba él. Sus compañeros le llamaron loco y subrayaron que no intervinieron porque no querían echar a perder la entrevista pero que desde el principio Andrés había tratado a su compañera de manera irrespetuosa.