La historia de amor de Fernando del Solar y su esposa, Anna Ferro

facebook

twitter

whatsapp

Email

La pareja logró sellar su amor con una boda en Cancún hace apenas unos meses.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Este jueves, la noticia del fallecimiento de Fernando del Solar causó conmoción en el medio artístico. Y es que por su trabajo y carisma, a través de los años, Fernando se convirtió en uno de los conductores más queridos de la televisión.

Aunque aún se desconocen las causas de su partida, sí es sabido que Fernando luchó contra el cáncer y otros problemas de salud durante años. Por lo que además de su carrera en la televisión, no era raro verlo como conferencista sobre temas como la felicidad y el amor a la vida, donde contaba su experiencia.

Y fue justo en esta etapa de disfrute y entendimiento distinto del valor de la vida, tras su divorcio con Ingrid Coronado, con quien tuvo dos hijos, y después de etapas complicadas de salud, que Fernando le dio una nueva oportunidad al amor con Anna Ferro, una maestra de yoga italo-mexicana a quien conoció en 2016.

Según contaron ambos de viva voz en varias ocasiones, el clic fue de inmediato, por lo que no dudaron en que eran el uno para el otro y decidieron vivir juntos. Luego, tras varios años de convivencia, fue en abril de 2021 se comprometieron, y un año después, en abril pasado, que se casaron por el civil en Cancún, en lo que llamaron una gran celebración con pocas personas.

Sin la presión de extender la familia, con casi seis años de relación estable, tanto Anna como Fernando expresaron sus ganas de disfrutar en conjunto a los hijos de él y estar muy unidos como pareja.

Resalta que en varias de sus entrevistas recientes se les vio muy enamorados, felices y sanos, pues del Solar comentó en más de una ocasión que ya solo tomaba medicamentos de manera preventiva después de haber luchado contra un agresivo Linfoma de Hodgkin de tipo esclerosis nodular que le fue diagnosticado desde 2012.

Finalmente, a Fernando le sobreviven sus dos hijos y una esposa, Anna, quien compartió con él sus últimos años en las buenas y en las malas, y quien lo acompañó amorosamente en la reciente pérdida de su padre, el pasado 12 de junio.

Descanse en paz, Fernando. Fuerza y pronta resignación a Anna.