mezcalent

María Félix: Ni sus romances ni su fortuna, la edad fue el secreto mejor guardado de ‘La Doña’

facebook

twitter

whatsapp

Email

La diva del cine mexicano hizo hasta lo imposible para no revelar en qué año nació y que el mundo la viera siempre joven

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Pocas figuras del espectáculo han logrado ser un enigma como María Félix. Y es que más allá de sus contradicciones como persona y personaje, ‘La Doña’ consiguió mantener un halo de magia irresistible para cualquiera hasta el día de su muerte, que como no se esperaba menos, fue justo el mismo día de su cumpleaños, un 8 de abril.

María hizo historia desde su primera película en 1943, ‘El peñón de las ánimas’, donde Miguel Zacarías exploró lo mejor de la actriz al retarla y ponerla al tú por tú con Jorge Negrete. A partir de ese momento, nada pudo pararla en el camino del éxito, la fama, el glamour, el carácter imponente y los secretos, del que por años logró guardar uno, el más preciado: su verdadera edad.

A mediados de la década de los 80, el periodista cultural y escritor Paco Ignacio Taibo I, comenzó a escribir su libro 'María Félix: 47 pasos por el cine', motivado por haber conocido a María Félix desde los 60 y por las entrevistas que ella le había concedido y que avanzaron hasta ser una relación cordial y amistosa.

Paco se aventuró a ir más allá de lo que ella le había contado y fue hasta Álamos, Sonora, donde nació la actriz, y ahí visitó el registro civil donde pudo ver el acta de nacimiento de María de los Ángeles Félix Güereña, hija de Bernardo Félix Flores y Josefina Güereña Rosas, quien nació un 8 de abril de 1914 y no de 1920, como siempre aseguró la mismísima Doña, a quien siempre le molestó hablar de su edad.

María Félix no fue la primera ni la última famosa en quitarse edad, pero sí fue la que más noticia levantó, pues nadie sabía cuántos años tenía. Además de que fue quien más berrinche hizo al respecto, pues no le bastó con negar lo que publicó Taibo I, sino que amenazó con demandarlo por calumnia, hecho que no prosperó pero que a ambos les costó la amistad de 25 años.

No era para menos si María Félix, siempre hermosa a rabiar, permitió que de ella se dijera de todo, que se especulara: de sus 15 hermanos y su rara relación con el mayor, Pablo; de sus cuatro matrimonios; del desprecio a su único hijo, Enrique Álvarez Félix, a quien le hizo la vida imposible por su orientación sexual; de sus relaciones violentas con algunos hombres y hasta que comió carne humana durante la filmación de ‘La corona negra’ en Marruecos, en 1951.

María Félix había logrado mantener el misterio, hasta el momento en que se reveló una copia de su acta de nacimiento, así que el hecho de que Taibo le quitara el velo del enigma no sólo fue para ella una falta de respeto, sino una cruda traición.

María murió el 8 de abril de 2002 a los 88 años, o a los 82, como a ella le hubiera gustado decir.