Ricky Martin tiene cuatro hijos y desea tener dos más: 'Alguna gente cree que estoy loco'

facebook

twitter

whatsapp

Email

El cantante declaró que tiene algunos embriones guardados y que ha considerado agrandar su familia

Ricky Martin ha hablado de lo mucho que disfruta la paternidad, pero parece que el reto tener cuatro hijos no es suficiente para el cantante puertorriqueño, pues ha considerado volver a ser padre.

Alguna gente cree que estoy loco, pero me encantan las familias grandes, y tengo un par de embriones esperándome”, declaró el intérprete para el programa Entertainment Tonight.

Ricky y su esposo, Jean Yosef, disfrutan de sus hijos, los gemelos Matteo y Valentino, de 12 años de edad; Lucía de 2, y Renn de 1, pero el cantante desea darle más hermanos a sus retoños, uno o dos más, aunque parece ser que no es algo que esté considerando su pareja.

“Jwan se está volviendo loco en este momento, pero está bien…¡No se lo digan!”, admitió.

Aunque no ha sido nada fácil ser padre de unos adolescentes, Ricky asegura que sus hijos mayores son “muy cool” y lo apoyan con el cuidado de los más pequeños.

“La preadolescencia está aquí y se está poniendo de locura. Encima de eso, estamos lidiando con el confinamiento”, compartió. Además, mencionó cómo son las peleas entre sus gemelos en casa, pero aún así considera que son buenos chicos.

“¡Grrr… quítate de mi camino! Este es mi cuarto no es el tuyo, bla bla bla’. Y sabes, todo es parte de eso, pero estos dos son unos niños muy cool. Van muy bien en la escuela considerando por lo que estamos pasando… y juegan su papel de hermanos mayores protectores, así que es muy hermoso”, destacó.

Para el cantante, su única hija Lucía es la reina de la casa y es la que “manda”.

“No es su casa (de los varones), es la casa de la niña. Es la casa de Lucía, ella manda. No truena los dedos, aún, pero en sus ojos puedes ver el ’no’ y solo tiene 2 años”, compartió feliz.

En entrevistas anteriores, Ricky Martin había hablado de lo mucho que deseó el ser papá y haber cumplido ese sueño, lo tiene muy feliz.