Alfredo Adame y Carlos Trejo

Mezcalent

Tras incidente, Alfredo Adame revela que su cirugía duró 5 horas

facebook

twitter

whatsapp

Email

Ahora que está en recuperación, el actor acusa a la ANDA de no darle apoyo.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Después de salir fuertemente lesionado de una riña callejera, Alfredo Adame se sometió a una compleja cirugía del pómulo y ojo, donde le tuvieron que colocar cuatro placas de titanio. De toda esta lamentable situación, destacó que el actor se atendió en un hospital público, al que agradeció de manera constante el trabajo tan profesional y el buen trato.

Sin embargo, ahora que está en recuperación, el actor ha revelado que operarse en un hospital público fue de alguna manera su única alternativa, pues la Asociación Nacional de Actores, ANDA, agrupación a la que el actor pertenece, no le dio apoyo alguno, a pesar de que este es un sindicato que debe ayudar a sus afiliados en distintos beneficios, como el de la salud.

“De la ANDA no me llamaron nunca, creo que era obligación de ellos llamarme, y luego tengo un seguro de gastos médicos mayores, pero decidí no usarlo porque en primera por ser un acto criminal yo ya no dije nada, porque obviamente estos tipos van a tener que pagar una reparación del daño, y te quiero decir que esto es de más o menos un millón y medio de pesos”, declaró Adame al programa Venga la Alegría, visiblemente molesto porque la ANDA no lo ayudó.

Y es que según el actor, la operación a la que fue sometido fue de alta complejidad, además de riesgosa: “Se hizo una operación difícil, primero el incidente y después la operación fue casi casi de emergencia. Una operación de cinco horas, me insertaron cuatro placas de titanio en las cuatro fracturas que tenía, había una quinta posible fractura. Estaban muy preocupados de que posiblemente la retina estuviera desprendida”, aseguró.

Finalmente, Adame explicó a otros medios que a partir de ahora tendrá que revisarse cada seis meses para asegurarse de que su cuerpo está aceptando estas placas y todo va bien con la recuperación.

“La expectativa es que en unas dos semanas ya estaré totalmente desinflamado y posiblemente sin manchas. Fue una operación de cinco horas, aproximadamente, muy complicada porque hubo que abrir nuevamente la ceja para entrar por arriba y abrir por aquí dentro de la boca y abrir toda esta pared de la cara, o sea, separarla para poder entrar”.