AP

Elle Fanning se desmaya en cena durante Cannes: su vestido era demasiado apretado

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz y jurado del festival de cine se volvió "víctima de la moda" tras desvanecerse a causa de un ajustado corsé

La actriz de Maléfica, Elle Fanning, tuvo un incidente durante una cena de gala del premio Trophée Chopard.

La joven de 21 años se desmayó y cayó al piso debido a que el vestido que usaba llevaba un corsé apretado.

El desmayo ocurrió mientras el director del festival, Thierry Freumax, anunciaba al actor Francois Civil.

Su hermana mayor, Dakota Fanning, estuvo en el momento del colapso y ayudó a la actriz a reincorporarse mientras elementos de seguridad llegaron a auxiliarla; el actor Colin Firth también se acercó a levantarla.

La actriz estadounidense, quien este año participa en el festival de Canes como jurado, declaró en su cuenta de Instagram que "todo se encontraba bien"; también agregó que además de usar el apretado vestido, la joven se encontraba en los días de su periodo.

Aparentemente, el vestido que usó, diseñado por Prada, era tan ajustado que Fanning perdió por un momento el conocimiento.
"Oops, tuve un momento de desmayo en mi vestido de graduación de 1950 de Prada, pero está todo bien. #VestidoApretado #DíasdelMes", escribió la actriz en sus redes sociales.

Luego de que Fanning reconociera el incidente con humor y aseguró que se encontraba bien de salud, los usuarios en Twitter no pudieron evitar hacer bromas al respecto, asegurando que el actor de El discurso del Rey (2012), Colin Firth, era el prototipo perfecto de "príncipe salvador".

La actriz, que próximamente estrenará Teen Spirit, interpretando a una estrella del pop, se ha destacado durante la última semana al paso de cada una de las alfombras rojas del prestigiado festival de cine.

Sin duda, su interés por lograr los mejores looks durante cada estreno en Cannes le ha dejado a Fanning no sólo satisfacciones y grandes fotos de estrella de Hollywood, sino que ahora, tras su pequeño incidente, Elle puede además considerarse literalmente "una víctima de la moda".