AP Images

¿Kate Middleton será coronada con un diamante maldito?

facebook

twitter

whatsapp

Email

La corona de la Reina, que podría pertenecerle un día a la princesa, carga una maldición de siglos atrás

En caso de que Kate Middleton, esposa del Príncipe William, sea coronada como reina, una vez que éste se convierta en Rey de Inglaterra, lo hará con un diamante que, varios afirman, está maldito.

Al igual que su esposo, la duquesa de Cambridge, Kate Middleton también será coronada “en una ceremonia similar aunque más sencilla”, dice la página web de la casa real británica.

De acuerdo a la BBC, la corona que se le colocaría a Kate en la cabeza se conoce como "la corona de la Reina Madre de Inglaterra" y está compuesta por mil 800 diamantes, estando al centro el Koh-i-noor, el supuesto diamante maldito de 105 quilates, uno de los diamantes más grandes del mundo en su momento.

Koh-i-noor significa “montaña de paz” en persa y ha pertenecido a gobernantes hindúes, mongoles, persas, afganos, sikh y británicos, que lucharon por él en varios puntos históricos.

Los mitos al rededor del diamante dicen que la maldición se originó luego de que cada rey que lo utilizara, fuera indio o persa, se enfermara o muriera.

Ocurrió tantas veces que el Koh-i-Noor adquirió fama de traer mala suerte a los hombres que lo portaban y por ello, se dice, decidieron que de ahí en adelante sólo lo usarían las mujeres.

En 1850 fue cuando el diamante terminó en manos de Inglaterra, cuando se le otorgó a la Reina Victoria como gesto de agradecimiento por el apoyo que brindó durante la Guerra de Crimea, según la versión de historiadores británicos.

Sin embargo, un artículo de The New York Times dice que los expertos indios afirman que la versión británica de la historia ha omitido algunos detalles.

Para muchos, dice el medio, el Koh-i-noor representa un símbolo del yugo colonial y de tres siglos de explotación que comenzaron con la Compañía Británica de las Indias Orientales a principios del siglo XVII.

Diversos gobiernos que ha tenido la India han solicitado a Reino Unido que lo devuelva, ya que aseguran que fue extraído del país de forma ilegal.

Incluso cuando hace 22 años, en 1997, la India celebró sus 50 años de Independencia y la reina Isabel II viajó al país a celebrarlos, recibió varios reclamos que le pedían que devolviera el Koh-i-noor, cosa que no ha ocurrido hasta la fecha.

En 2010, el Primer Ministro David Cameron declaró que el diamante “se quedaría donde estaba”.

Y por el momento ha sido así. La corona que carga el legendario diamante está exhibida en la Torre de Londres junto con otras joyas reales.