Madre crea fundas de cinturones especiales para su hija con sordera en caso de accidente

La mamá australiana también creó otras fundas para niños con autismo y epilepsia

logo

Natalie Bell es una madre de 32 años de Beaconsfield, Australia, que pensando en la seguridad de su hija Shae Bell, quien tiene sordera, siguió a su instinto de protección y, de manera muy ingeniosa, inventó una forma para hacer que en caso de un accidente automovilístico, la pequeña Shae tenga la atención necesaria.

Shae, de 10 años posee implante coclear, el cuál está insertado quirúrgicamente debajo de la piel y permite que su cerebro reciba información y la perciba en forma de audio.

Si Shae, o cualquier persona con un implante coclear, recibe reanimación cardiopulmunar (RCP), "podría lastimar el aparato y resultar contraproducente", escribió Natalie en su cuenta de Facebook.

Publicidad

Con el fin de asegurar la seguridad de su hija, Natalie creó fundas para cinturón de seguridad que deje esta información clara a paramédicos que, en caso de accidente, tuvieran que atender a Shae.

"Siempre me pregunté qué pasaría si me encontrara en un accidente automovilístico con mi hija en el coche y yo no fuese capaz de pedirle a los doctores que no dieran RCP a mi hija debido a su implante coclear; ahora ya no tengo que preocuparme de eso, gracias a estas fundas de cinturón", escribió Bell desde Facebook.

"Soy sorda. Tengo un implante coclear. No hacer RCP."

La publicación con las fotos de las creativas fundas para cinturón rápidamente se volvieron virales, llegando a conseguir más de 750 mil publicaciones compartidas y más de 32 mil comentarios en su página Personalised by Nat.

Publicidad

En entrevista con UNICABLE, la madre relató su aventura descubriendo una necesidad entre padres con hijos de capacidades diferentes, que posiblemente había sido ignorada durante mucho tiempo.

"La idea nació el mismo cinco de junio cuando decidí hacer una (funda de cinturón de seguridad) para mi hija. Luego publiqué la foto en mi página personalizada, pensando que sólo un par de amigos y gente la comunidad lo llegaría a ver".

Natalia Bell creó cinturones para niños con síndrome de down, autismo, epilepsia, entre otros.

"De la noche a la mañana se convirtió en algo viral y, al darme cuenta de eso, decidí que podría convertirse en un negocio, por lo que ese mismo viernes comencé a recibir órdenes".

"Tengo autismo; puede que me resista a la ayuda"

Madre crea cinturones de seguridad especiales para niños con diferentes discapacidades

Madre crea cinturones de seguridad especiales para niños con diferentes discapacidades

Tengo autismo; puede que me resista a la ayuda.

Personalised by Nat
1 / 9

"Después de que se volviera viral, me di cuenta de que muchas más personas se encontraban en una situación similar y quienes podrían beneficiarse con todo tipo de fundas para cinturón de seguridad. Desde entonces he recibido pedidos con diferentes tipos de condiciones y para personas con otras capacidades".

Sobre la posibilidad de expandir su idea y llegar a rincones de todo el mundo, como México y Latinoamérica, la australiana aseguró que el proyecto ya es un hecho.

Publicidad

"Actualmente estamos produciendo en cantidades grandes, de forma genérica y también algunos personalizados para necesidades muy especificas".

"También estamos tomando órdenes de otras partes del mundo y trabajando en producir en diferentes idiomas, además de conseguir distribuidores".

De esta forma, Natalie Bell, se aseguró de proporcionar aún más seguridad para su hija en caso de emergencia, además de que creó un impacto no sólo en su comunidad, sino también en lugares de otras partes del mundo.

Puedes encontrar estas fundas de cinturón y otros productos hechos por la australiana, como relojes para personas sordas, en la tienda en línea, Personalized by Nat.