Mexicana será la primera testigo en contra del líder del culto sexual que esclavizó a 16,000 mujeres

En la primera audiencia en contra de Keith Raniere se revelaron detalles de cómo operaba este culto bautizado como NXIWM

logo

A principios de marzo de este año, Allison Mack, actriz de la serie Smallville, se declaró culpable por manipular mujeres y reclutarlas dentro de la secta organizada por Keith Raniere, en el grupo NXIWM.

Ayer se llevó a cabo la primera audiencia del juicio en contra de Raniere, en el tribunal federal de Brooklyn de Nueva York, y durante la sesión la fiscal federal Tanya Hajjar reveló que una mexicana fue la primera esclava sexual de Keith y su culto.

Camila, quien entonces tenía 15 años, viajó en 2005 a Estados Unidos junto a sus dos hermanas, con la promesa de entrar a un grupo de autoempoderamiento.

Publicidad

Hajjar señaló que viviendo en Nueva York y bajo el poder del líder de la secta, la adolescente fue apodada con el nombre de "Virgen Camila" y estuvo recluida junto a Daniela, una de sus hermanas.

De acuerdo a la fiscal, las mujeres no sólo fueron obligadas a pelear entre sí por volverse "la favorita de Raniere", sino que además Daniela estuvo encerrada en su habitación durante dos años cuando Keith se enteró de que la mexicana tenía atracción por alguien más.

Camila y Daniela serán las primeras en testificar durante la siguiente audiencia en contra Raniere.

Publicidad

La fiscal declaró que Camila se convirtió en reclutadora de la "hermandad" sexual DOS (Dominus Obsequious Sororium), subgrupo dentro de NXIWM, del cual la actriz Allison Mack era líder, y al que, de acuerdo a los testimonios en el reportaje de The New York Times, fueron al rededor de 16 mil mujeres víctimas de Mack y Raniere.

En DOS, se sometió a las esclavas a mantener relaciones con Keith, mientras ellas no podían tener otro tipo de relaciones con personas que no fueran él.

Además de esto, ellas estaban obligadas a llevar una dieta estricta, baja en calorías, todo esto porque a su líder no le apetecían mujeres que no tuvieran una figura muy delgada.

Todas ellas eran marcadas con las iniciales de Raniere o Allison Mack, como si fuesen animales, por lo que toda víctima de este culto lleva las letras KR o AM cauterizada en su cuerpo, por lo general en la zona pélvica.

Clare Bronfman, heredera millonaria de 40 años y otra de las cabezas de DOS en NXIWM que se ha declarado culpable en el caso, fue quien reclutó a una ciudadana británica llamada Sylvie, otra de las víctimas dentro de la organización y testigo de la fiscalía neoyorkina.

La británica confesó que duró 13 años dentro de la organización, y reveló que durante las sesiones en las que se intentaba hacer lavados de cerebro a las víctimas se usaban frases como: "Todo lo que sucede es creado por ti".

Publicidad

También reveló durante la audiencia que los participantes, organizados en círculo, aplaudían y cantaban: "Estamos comprometidos con nuestro éxito. Aquí no hay víctimas finales, así que no elegiré serlo", además de jurar "una vida de obediencia y compromiso a Raniere".

Se espera que el juicio al líder de NXIWM dure aproximadamente entre cinco y sies semanas, y de ser hallado culpable, Keith se enfrentará a una sentencia de entre 15 años a cadena perpetua.

Caso NXIVM; el culto sexual disfrazado de cursos "autoayuda"

Caso del juicio contra Keith Raniere, líder de culto sexual en NXIWM

AP/ Reuters
1 / 7