Instagram

"Mi poder está en aceptarlo": Este fue el lema de Edith González frente al cáncer

facebook

twitter

whatsapp

Email

Por años, la actriz asumió el diagnóstico de cáncer de ovario con una actitud positiva, dando un ejemplo de vida a sus admiradores

En el 2016, un fuerte dolor de espalda puso en alerta a la actriz Edith González, quien tuvo que enfrentarse al desalentador diagnóstico: tenía cáncer de ovario.

A pesar de esto, González decidió compartir con sus fans y los medios las distintas etapas de su lucha, la cual tomó con una actitud positiva a pesar de la cirugía y tratamientos a los que tuvo que someterse.

En la madrugada de este 13 de junio a la protagonista de Salomé (2001) le fueron retirados los aparatos que la tenían con vida, pero dejó un ejemplo de vida que sigue inspirando a quienes pasan por una situación similar, o que dan por sentado su buena salud.

A través de su cuenta de Instagram dejó ver las diferentes etapas a las que se enfrentó, desde su cirugía de emergencia, su quimioterapia, la pérdida de su cabello. Aunque también fue muy comprometida en dar cuenta de los buenos momentos.

“¡Estoy fuerte, llena de vida, y trabajando! Solo espero que me acompañen con amor y respeto”, escribió en agosto del 2016, justo después de su histerectomía.

De acuerdo con la Sociedad Americana Contra el Cáncer, el cáncer de ovario ocupa el quinto lugar como causa de fallecimientos por cáncer entre las mujeres y es el responsable de más fallecimientos que cualquier otro cáncer del sistema reproductor femenino.

El cáncer se origina cuando las células en el cuerpo comienzan a crecer en forma descontrolada, y en el caso de los ovarios, se pueden presentar tres tipos de tumores, epiteliales, de células germinales y del estroma.

Algunos síntomas pueden ser la pérdida de apetito, cansancio excesivo, pérdida de peso, hinchazón abdominal, dolor pélvico y sangrado vaginal inapropiado, por lo que la pronta atención a los síntomas puede mejorar las probabilidades de que la enfermedad se diagnostique en sus comienzos y se trate con buenos resultados.

Solamente alrededor de 20 por ciento de los casos de cáncer de ovario se detectan en una etapa temprana, según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, y en estos casos, aproximadamente 94 por ciento de las pacientes viven más de 5 años después del diagnóstico.

“Mi poder está en aceptarlo, y en hacer con eso una vida feliz. Mi poder es que soy un ser templado. Nadie me quita mi alegría de vivir, que tiene nombre y apellido: se llama Constanza”, dijo la actriz en una entrevista para Quién.

En el caso de González, durante los años que pasó por la enfermedad tuvo un momento de remisión, el cual aprovechó al máximo para pasar el tiempo con su familia, viajar, hablar de su experiencia en conferencias y por supuesto, trabajar.

“Simplemente piensa que eres bella, inteligente y buen ser humano. El cambio inicia en tu corazón, y nunca te olvides de sonreír”, comentaba en una de las últimas imágenes que subió a su cuenta de Instagram.

En fechas recientes, en redes sociales no se hizo evidente algún indicio de que la actriz hubiera recaído, pero fue la mañana del 13 de junio cuando se dio a conocer la noticia.

Edith González tenía 54 años de edad, y le sobreviven su esposo, Lorenzo Lazo y su hija Constanza, de 14 años.

En México, existen varios recursos para pacientes, familiares y sobrevivientes, entre ellos el Programa de Cáncer de Ovario (CAOVA), que tiene como objetivo brindar atención integral a quienes acuden al Instituto Nacional de Cancerología, cuyo teléfono de contacto es 56556785.