Shutterstock

Mujer despertó de un coma después de 27 años al escuchar la voz de su hijo

facebook

twitter

whatsapp

Email

Tras sufrir un accidente de tránsito en 1991, Munira Abdulla cayó en coma pero despertó en un hospital alemán 27 años después

¿Te imaginas caer en un sueño profundo, y que, cuando despiertes, todo a tu alrededor haya cambiado? ¿Que tus familiares no sean como los recuerdas? ¿Que el mundo esté atestado de nuevas tecnologías? ¿Te imaginas despertar en el futuro? Tal fue el caso de una mujer árabe que despertó de un coma después de 27 años.

En 1991, Munira Abdulla, de 32 años, fue a recoger a su hijo Omar, de 4 años a la escuela, cuando de pronto, un autobús escolar chocó contra su auto, informó el periódico The National, de Abu Dhabi.

Omar salió ileso, con apenas un moretón en la cabeza, gracias a que su madre lo abrazó para protegerlo, reportó el diario. Pero la mujer cayó en coma, y 27 años después, Munira despertó y lo primero que dijo fue el nombre de su hijo: Omar.

"Por años soñé con este momento. La primera palabra que dijo fue mi nombre", contó Omar a The National, quien hoy tiene 32 años (la misma edad que tenía su madre cuando cayó en coma).

"Nunca la abandoné porque siempre tuve la sensación de que algún día se despertaría", dijo el lunes Omar Webair aThe National.

"La razón por la que compartí su historia es para decirle a la gente que no pierda la esperanza en sus seres queridos. No los consideren muertos cuando están en ese estado", agregó.

Munira Abdulla permaneció en un hospital de Al Ain, la ciudad en Los Emiratos Árabes Unidos donde vivía. Ahí era alimentada a través de un tubo y recibía fisioterapia.

En 2017, la Corte del Príncipe Heredero, un organismo gubernamental en Abu Dabi, ofreció una ayuda económica a la familia para que Munira fuera trasladada a Alemania.

Allí, se sometió a una serie de cirugías para estimular los músculos de los brazos y las piernas, y se le administraron medicamentos para mejorar su estado.

Un año más tarde, Omar Webair se vio envuelto en una discusión en la habitación del hospital alemán donde estaba internada su madre.

"Hubo un malentendido en la habitación del hospital y ella sintió que yo estaba en riesgo, lo que le causó una conmoción", dijo Omar.

"Ella estaba haciendo sonidos extraños y yo llamé a los médicos para que la examinaran, pero me dijeron que todo era normal", agregó.

"Tres días después, me desperté con la voz de alguien que gritaba mi nombre", recordó Omar, quien despertó con la voz de su madre, quien a su vez despertaba también del estado vegetativo en el que se encontraba.

Munira Abdulla continúa recuperándose y según informes del Hospital Mafraq en Abu Dabi, ya es capaz de comunicarse de una manera entendible, especialmente en situaciones familiares.