Los cuatro tonos rubios que son perfectos para las pieles morenas

facebook

twitter

whatsapp

Email

¡Sin miedo! Estos tonos no sólo te harán brillar sino que los lucirás de manera muy natural

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Por años existió el mito de que las morenas no podían usar tintes rubios, pues al aclararse el pelo se corría el riesgo de no lucir natural. Afortunadamente, cada vez las mujeres morenas nos atrevemos a hacer más amplia la variedad de tonos para cambiar el color de nuestro pelo y dejar atrás lo oscuro.

Pero para pasar de negro a rubio hay más aspectos a tomar en cuenta que la cantidad de peróxido. Los expertos coloristas lo saben bien, hay que considerar nuestros rasgos para sacarles el mejor provecho, ya sea el color de ojos, el tono natural de nuestros labios o hasta las pecas.

Cuidar la textura del pelo es acaso lo más importante, pues las decoloraciones siempre deben jugar a nuestro favor; nada peor que un amarillo sin gracia que opacará no sólo el brillo del pelo sino de toda nuestra apariencia.

Mechas.
Una manera efectiva en la que las morenas entramos a los rubios es a través de las mechas ‘balayage’ o del ‘melting’ y el ‘ombré’. Y es que así se ilumina el pelo sin renunciar de apoco a nuestros oscuros naturales. Así que si eres nueva en los tonos claros, quizá esta sea la opción que estás buscando. Sin miedo, seguro agradecerás el degradado.

Rubio dorado.
Este color tiene tendencia a lo cálido por naturaleza, así que las pieles bronceadas suelen darse mucho brillo cuando del rubio dorado se trata. Los expertos en color lo aconsejan si es que se quiere hacer un rostro más amable atenuando las facciones duras o si se quiere enmarcar mejor los ojos de color café. Y tienen un plus espectacular: cubrir las canas fácilmente.

Caramelo.
Si lo que buscas es darle una inyección de brillo a tu pelo, este rubio con tendencia a los rojos funciona muy bien para dar luz a la cara y movimiento al pelo sin necesidad de mayores tratamientos con secadoras y otros procesos químicos.

Rubios platinados.
No todos tienen que tender a los grises, hay opciones hacia los amarillos, y ya en años pasados se ha puesto en tendencia mantenerlo con la raíz oscura. Sin duda una opción para quien desea un look más fresco y actual. Uno de los más atrevidos.