Ver video

Gracias a Yaya, Montserrat Oliver descubrió que cocina muy bien en esta cuarentena

facebook

twitter

whatsapp

Email

Montse asegura que se ha reinventado al lado de su esposa tras casi seis años de relación

Si algo nos sorprendió a mediados de este confinamiento por la pandemia de salud mundial, eso fue saber que Montserrat Oliver y Yaya Kosikova se habían casado en secreto. Y es que con una fotografía de las dos vestidas de blanco, caminando radiantes con ramo en mano, fue que supimos que la feliz pareja ya tenía seis meses de matrimonio.

Tras la agradable sorpresa, muchas cosas han pasado en la vida de esta pareja que hasta ahora se ha cuidado muy bien del covid-19, pues no se ha sabido que ninguna de las dos se haya contagiado, pues han estado guardadas en su casa la mayoría del tiempo, y eso es lo que ha propiciado otras maneras de entenderse.

O al menos así lo dijo Montserrat a una revista de sociales, donde reveló que gracias al encierro ha podido compartir grandes momentos con Yaya y ambas han disfrutado de la naturaleza.

“A pesar de todo, después de casi ocho meses de pandemia, he valorado muchísimas cosas y a personas. He estado en contacto con la naturaleza y con mi pareja, muy en contacto con mi familia. Ha sido un tiempo muy diferente para todos y tenso, pero insisto hay que ver lo positivo a la situación”, dijo.

Pero eso no es todo, además del disfrute, la modelo y empresaria también descubrió algo de ella que nunca se imaginó: “Aprendí a hacer cosas que desconocía sabía y podía hacer, como fue cocinar y que lo hago muy bien. Ahora lo hago seguido. A todos les digo que hay que reinventarnos para sentirnos mejor”.

Y pues eso, al parecer, Yaya ya tiene otro motivo por el cual estar enamorada de Montserrat, quien además de inteligente, guapa y buena empresaria, resultó ser magnífica cocinera.