@sergiomayerb

Issabela Camil confiesa que tiene problemas con Sergio Mayer

facebook

twitter

whatsapp

Email

La actriz explicó que últimamente han tenido muchos roces y hasta gritos en casa.

Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Las últimas semanas han sido muy intensas para Sergio Mayer, pues se ha mantenido ocupado en una pelea contra Natália Subtil, ex de su hijo Sergio y madre de su nieta. Y es que después de que Natália ventiló que Sergio Mayer Mori no le daba dinero para la manutención de su hija Mila y no había visto a la niña por casi un año, él salió a defender a su hijo y a asegurar que su exnuera quiere aprovecharse económicamente de ellos.

Pero parece que ese no es el único problema que Mayer ha tenido que enfrentar, y es que según dijo su esposa, Issabela Camil, su matrimonio no está en el mejor momento, pues llevan semanas intentando lidiar con una situación complicada por la que han tenido muchos roces.

Se trata de uno de los proyectos de trabajo de Sergio que está enfocado en compartir su vida privada, incluyendo su actividad familiar, algo con lo que Issabela no está muy de acuerdo pues, según dijo, ni ella ni sus hijas están cómodas con la situación.

“Me cuesta mucho, la verdad. Hemos tenido muchos roces, muchas discusiones, muchos gritos en casa porque nosotras tres estamos un poco renuentes a todo esto”, declaró al programa Ventaneando.

Eso sí, con toda diplomacia, y con Sergio al lado, Issabela remarcó que aunque no le gusta, en la familia no siempre hay que tomar en cuenta sólo lo que uno quiere, y que como tal a veces toca sólo apoyar a los proyectos familiares.

El tema de este proyecto salió a colación después de que se le viera a Sergio, Issabela y sus dos hijas llegar al teatro Xola, donde apadrinaron a la obra de teatro infantil El Muzzy-Kal: En busca del arcoíris mágico, y después se dieron el espacio para platicar sobre el séquito de camarógrafos, microfonistas y demás staff que los acompañaba.

Finalmente, después de que Issabela dijo de manera ligera y tranquila su descontento, Sergio remató al asegurar: “Pues hay que trabajar en equipo, y yo sé que hay cosas que de repente dicen: ‘¿Cómo? Vienen las cámaras; ¿cómo?...’ Tanto a mi mujer como a mis hijas, pero eso es parte del reality”.