Facebook La Casa del Migrante Ciudad Juárez

Albergue organiza quinceañera para migrante guatemalteca: ‘donaré mi vestido a otras niñas que lleguen aquí’

facebook

twitter

whatsapp

Email

En entrevista con UNICABLE, Melanie declaró estar agradecida con todos los que hicieron realidad un sueño que tenía desde la infancia

A pesar de su situación, tras ser interceptada por la policía migratoria de Estados Unidos intentando entrar al país del norte de manera ilegal, mantiene a Melanie y su familia temporalmente en un albergue para migrantes, la joven de 15 años ha cumplido un sueño que idealizó desde la infancia: tener una fiesta de quinceañera.

La tarde del domingo 23 de junio llegó a La Casa del Migrante de Cuidad Juárez, Chih. un vestido confeccionado por una benefactora del albergue, sorprendiendo a Melanie con su celebración de 15 años.

“Espero donar mi vestido a otras niñas que vengan a esta casa, para que también cumplan su sueño”, expresó Melanie en entrevista con UNICABLE.

Junto a su madre, Candy Pérez y sus dos hermanos Emily y Jostin de 18 y 13 años, Melanie llegó el 6 de junio al albergue juarense.

Aunque su situación mantenía el ánimo decaído entre la joven y su familia, la adolescente jamás abandonó su sueño de vivir la tradición latina para celebrar su paso de la infancia a la adultez, así que su madre y organizadores de La Casa del Migrante se unieron para hacerlo posible.

“Fue sorpresa, aquí, gracias a Dios, colaboraron muchas personas para poder realizar la fiesta a mi hija, porque ese es todo un sueño que ella tenía desde que estábamos allá en nuestro país”, comentó para UNICABLE Candy Pérez, madre de la joven quinceañera.

Junto a 300 invitados, entre migrantes y colaboradores del albergue, celebraron los 15 años de la adolescente, quien estuvo al borde de las lágrimas tras recibir la sorpresa.

El detalle que más emocionó a la joven fue su vestido color rosa coral, el cual fue una donación, el cual estuvo confeccionado a su medida.
“Fue muy bonito y la verdad era algo que yo no me lo esperaba; mi vestido me encantó, estaba precioso”, confesó la Melanie a Unicable.

Con la bendición de un sacerdote, agua bendita y el ritual de recibir sus primeras zapatillas, la joven se convirtió en la protagonista de la tarde; música, baile, un menú con pollo, ensalada y puré de papa y tres pasteles también fuero parte del regalo sorpresa hacia la quinceañera.

Actualmente la situación de Melanie y su familia sigue en proceso para recibir asilo político en Estados Unidos, por lo que mantener la esperanza sigue siendo crucial en su día a día.

No es fácil porque no estamos en nuestro país, tampoco estamos en el destino a dónde íbamos”, agregó Candy Pérez, madre de Melanie.

La familia guatemalteca, al igual que otras que viven momentos inciertos en el albergue no sólo de Ciudad Juárez, también lo largo de la república, es no sólo el reflejo de sueños truncados, sino la esperanza de que, incluso en la adversidad, la empatía con el prójimo puede lograr grandes experiencias y recuerdos inolvidables.